Atando cabos

Segundo aguinaldo, el suspenso continúa

Por 
martes, 18 de diciembre de 2018 · 00:11

Se aclaró las condiciones para el pago del segundo aguinaldo. Los empresarios y los trabajadores saben a qué atenerse. Sin embargo, la película no ha terminado debido a que el pago de este beneficio de los trabajadores traerá algunas consecuencias negativas tanto para los pequeños empresarios como para los trabajadores. Por ello el suspenso continúa. 

Si bien la Central Obrera Boliviana (COB) todavía está reclamando y le dan un plazo al Gobierno para anular la Resolución Ministerial No. 1373/18 que reglamenta el pago del segundo aguinaldo o caso contrario pedirán las renuncias de los ministros de Economía, Mario Guillén, y de Trabajo, Héctor Hinojosa, así como el de la ministra de Planificación, Mariana Prado. Esta postura, en el mejor de los casos será un saludo a la bandera y en el peor de los casos será un tongo, que asume el ente sindical. Por lo menos así lo presumen algunas personas que generan opinión dentro el movimiento sindical.

Los empleadores ya sea que paguen el 100 por 100 en el mes de diciembre o lo hagan en cuotas hasta el mes de marzo del próximo año, o utilicen la billetera móvil para efectuar el pago del 15% en productos de confección nacional, al final tendrán que erogar el mismo monto. La obligación está tomada y no hay vuelta que darle.

Según la resolución antes mencionada, en su artículo 2, se dice que no tendrán derecho a este beneficio los trabajadores que superen los 15.000 bolivianos de ingresos. Este nivel de salarios sólo se encuentra en empresas transnacionales, en las grandes empresas nacionales, en las empresas públicas o en instituciones del sector público, así como en algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y en el personal nacional de la cooperación internacional. En las pequeñas y micro empresas (donde están vinculadas más del 80% de los trabajadores), no alcanzan ese nivel salarial. Es más, muchos dueños de esas empresas no alcanzan ese nivel de ingresos. 

Por lo tanto, esa restricción no podrá ser aplicada en los segmentos empresariales pequeños o micro. Desde esta perspectiva el decreto del segundo aguinaldo denominado Esfuerzo por Bolivia necesita una aclaración. El esfuerzo lo realizan los pequeños empleadores y no así los trabajadores dado que la productividad del país se mantiene casi sin movimiento. No conozco una empresa en la que los trabajadores produzcan más después de un incremento salarial.

Es muy difícil constatar que el desempleo se deba al decreto del segundo aguinaldo, sobre todo por la deficiencia de la información que proporciona el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) sobre el mercado de trabajo y también se hace difícil identificar la procedencia del trabajador desempleado, es decir si éste se origina en el doble aguinaldo o en la desaceleración de la economía. 

También es muy difícil demostrar que el segundo aguinaldo es el causante del cierre de empresas o que algunas empresas pasen a engrosar el sector informal. Pero lo cierto es que en los años en los que se pagó el segundo aguinaldo (2013, 2014 y 2015), según la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), basados en información de Fundempresa, la incorporación de empresas disminuyó considerablemente, de 65.022 empresas incorporadas el año 2013, se bajó a 42.768 el año 2014 y esta tendencia se mantuvo el año 2015 en la que se incorporaron 19.823 empresas. Es decir la dinámica en la creación de empresas, hablamos de micro o pequeñas empresas, se frena casi en seco y por lo tanto las posibilidades de encontrar empleo para las personas en situación de paro, es muy baja o tiene que realizar esfuerzos durante varios meses para conseguir un empleo.

De todas maneras, para bien o para mal, con la publicación del reglamento para el pago del segundo aguinaldo, recién se levantó el telón de la obra de suspenso que mostrará las nuevas tendencias del mercado de trabajo. Esperemos que sea para bien de los trabajadores.

 

Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

101
1

Otras Noticias