Rodolfo Eróstegui T.

Debate para mejorar la jubilación

martes, 20 de agosto de 2019 · 00:12

Tenemos que convenir cuando hablamos de jubilación, debemos reconocer que el sistema de reparto quebró porque el número de trabajadores activos y cotizantes no guardaban una proporción adecuada con el número de trabajadores en edad de jubilación. También tenemos que convenir que el sistema que lo reemplazó no garantiza una jubilación digna para los trabajadores que pasan al sector pasivo. Por lo tanto, lo que amerita es hacer el esfuerzo intelectual para crear un nuevo sistema de pensiones que convenga a los intereses de la población que en la actualidad cotiza al sistema.

Realizando un diagnóstico somero descubrimos que la actual ley de pensiones no promueve la jubilación de las personas, sino que las desincentiva. Las retrasa, incluso se dan casos en los que el trabajador la difiere por más de 10 años.  Esto provoca problemas de funcionamiento del mercado de trabajo. Muchos jóvenes aspirantes a un puesto de trabajo no lo podrán obtener porque está ocupado por una persona que tendría que estar jubilada, pero este tema es una discusión aparte. 

Retomando la explicación, diremos que la desincentivación a jubilarse se debe  a que la actual ley  de pensiones, la número 65, reduce el ingreso del trabajador  muchas veces al 30% del salario que como trabajador activo gana. 

Por ello, muchas veces las personas que optan por jubilarse tienen que continuar trabajando, ya sea en la misma empresa donde prestaba sus servicios o en otra. La diferencia radica que ahora lo hace como trabajador más “barato”, porque la seguridad de corto plazo lo paga el sistema jubilatorio, porque no cobra el bono de antigüedad; en definitiva, porque sigue en la empresa como “consultor”. También puede ofrecer sus servicios como técnico a diversos clientes o pone un pequeño negocio para complementar sus ingresos. En otras palabras, deja su empleo digno para incorporarse al  ejército de trabajadores con empleo precario.

¿Qué se puede hacer?  Hace unos días, Alberto Bonadona hacía algunas propuestas para mejorar la renta de los que se jubilarán en un futuro. Él propone crear  “un fondo complementario con características de sistema de reparto que sirva para mejorar las actuales y futuras jubilaciones de estos sectores”. Me parece una excelente idea. Pero este tema de crear un fondo complementario debe ser discutido a fondo.

Debemos señalar que en plena vigencia del sistema de reparto, algunos sectores, como el de fabriles, constructores, empleados públicos, mineros, comercio, etcétera, tenían su fondo complementario, ellos cotizaban más del 10%. Esos fondos estaban legislados y tenían algunas, o muchas, restricciones para su funcionamiento. Por ejemplo, el dinero cotizado por los trabajadores sólo se podía invertir  en actividades de baja rentabilidad, como ser en el campo social: hoteles para trabajadores, centros deportivos, etcétera.

Lógicamente, con esas restricciones, estos fondos tenían poca cintura económica, lo cual no los hacía rentables. Pero aún, estos fondos cumplían con el objetivo para el cual habían sido creados. La gran excusa para eliminarlos fue el nivel de corrupción en el Fondo Complementario de los Trabajadores Públicos, el caso de Dante Escóbar. Con esa lógica se debería cerrar todo el Estado, porque en la actualidad donde se pone el dedo sale pus. 

Para discutir este tema necesariamente se tiene que hacerlo con el movimiento sindical, para que sean ellos los que propongan una legislación para reponer el fondo complementario. La Central Obrera Boliviana (COB) es partícipe del actual estado de situación del sistema jubilatorio; ellos, junto con el gobierno, modificaron 14 años después la Ley de Pensiones 1732,  que promulgó el 29 de noviembre de 1996 el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. Son coautores, por no decir cómplices, de la  precarización de la jubilación.  

Por ello, creo que son los sectores los que deben discutir y resolver su situación, sin esperar que sea la COB la que les resuelva su situación. La puerta está abierta para que todos lancen ideas para dignificar la jubilación, también es el momento para que los candidatos a la Presidencia se pronuncien sobre este tema.
  
Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

124
5

Otras Noticias