Rodolfo Eróstegui T.

La culpa es del otro, no mía

martes, 17 de septiembre de 2019 · 00:12

Culpar al o a  los gobiernos anteriores de los males presentes, no es patrimonio del actual. Todos los presidentes, sobre todo al inicio,  identificaron los problemas de su gobierno en las medidas que tomó su antecesor. Pero, después de 14 años en el gobierno, no se puede decir que los problemas de Bolivia son consecuencia del neoliberalismo o de la república. 

El actual gobierno llamó a su política como la del cambio. Considero que partieron de un diagnóstico para realizar esa afirmación, que conocían de antemano los aspectos que  estaban funcionando mal y que había que modificarlos. 

Inicialmente tomaron medidas en los primeros meses de su mandato. Todas abordaban problemas puntuales, no proponían modificar ideológicamente el comportamiento de los actores sociales. También considero que optaron por la imposición y no por la seducción para crear la ideología nacional de la política del cambio. Esa tarea se la dejaron a la Asamblea Constituyente. Por ello, al parecer para el actual gobierno todo gira en torno a la nacionalización de los hidrocarburos.

Sin lugar a dudas la historia del país da para comparar los gobiernos.

El 6 de agosto del año de 1985 se posesiona el Dr. Víctor Paz Estenssoro como presidente y, el 29 del mismo mes, aprueba el  famoso DS 21060 con el que cambia no sólo la economía sino también la mentalidad de muchos sectores sociales, que luego fueron su base social. 

Con este decreto transformó la Bolivia nacida con la revolución de 1952, la misma que tenía como características la nacionalización de las minas, el voto universal y la reforma agraria. En el modelo nacionalista se tenía como pivote de la economía a la minería estatal y a la inversión pública. En cuanto a las relaciones laborales, el proteccionismo de la mano de obra y el poder de los sindicatos fue una de las peculiaridades del modelo nacido con la revolución.

Con el DS 21060 impone un modelo económico que tenía al mercado como el sistema que asignaba los recursos y donde los precios pasan a ser su eje principal dado que se deja que sea la oferta y demanda la que rija los mercados de todos los bienes y servicios. Con el artículo 55 no sólo modifica la normativa individual y la colectiva de la Ley General del Trabajo, sino que crea la norma que quita la inamovilidad laboral. Sobre la base de  este artículo despidieron a más de 23.000 mineros. Se transitó de un sistema social a uno liberal en sólo 23 días. Cooptó a la sociedad boliviana porque con este decreto también se influyó ideológicamente. Sólo un año culpó a la hiperinflación del causante de los males bolivianos. Se decía que este decreto estaba diseñado para durar 20 años y duró eso.

El actual gobierno lleva casi 14 años y sigue culpando al neoliberalismo de todos los males nacionales. Lo peor de todo es que promueven políticas, como el fomento del chaqueo, que les salen mal, y el gobierno recurre al mismo canto: achacar a las estrategias del pasado, en este caso a Banzer.

Durante el neoliberalismo corría de boca en boca de las personas el cuento de las tres cartas que dejaba un presidente a su sucesor. En la primera se leía en el sobre que había que abrirla al final del primer año, en la segunda tenía como rótulo abrirla a medio gobierno y la tercera leerla al finalizar su gestión. La primera carta decía échame la culpa de todo, en la segunda, ante los problemas, cambia a tu gabinete y en la tercera recomendaba escribir las tres cartas. Como se desprende de este cuento no se puede mantener el discurso de culpar a otro eternamente, hay que innovar a los culpables, por ello siempre es bueno culparse internamente y destituir a una parte importante del gabinete. Pero todo presidente tiene que tomarse su tiempo para escribir las tres cartas.

Después de tanto tiempo en el gobierno ya no es posible y la gente así lo entiende, seguir culpando a todos los gobiernos del pasado de los problemas presentes. No es concebible que no haya un mínimo de autocrítica ante el error.

Rodolfo Eróstegui es experto en temas laborales.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

95
2

Otras Noticias