Rodolfo Eróstegui T.

Salarios 2020

martes, 21 de enero de 2020 · 00:11

Estamos comenzando la gestión 2020 y los sindicatos de trabajadores hicieron conocer sus aspiraciones salariales. Este año, si el Gobierno hace las cosas sensatas, lo podemos recordar por las transformaciones que tiene las posibilidades de encarar en el mundo laboral.

Con la nueva administración transitoria del Gobierno central se abre la posibilidad de fijar nuevas pautas de gestión de la política salarial y laboral en general. Una política que  esté basada en la consulta y negociación, tanto a empleadores como a trabajadores, en los marcos de la normativa laboral contenida en el Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo. 

En los últimos 14 años el Gobierno no sólo no consultó con las organizaciones de los empleadores, sino que no permitía que participen.  Las consultas o negociaciones las realizaba  sólo con la Central Obrera Boliviana. A base del diálogo bipartito fue que cada primero de mayo, supuestamente haciendo un homenaje a los trabajadores del país, se fijaba el salario mínimo. Esta política se la presentaba como una concesión de Evo Morales a los trabajadores, era su regalo.  

La negociación bipartita COB-Gobierno pudo ser provechosa para los trabajadores, si     la COB hubiera mantenido una actitud independiente, pero como esta organización se convirtió rápidamente en un apéndice del partido de Evo, esta negociación era más una imposición a la COB. En esta oportunidad la COB puede recuperar su independencia y pasar a negociar una política salarial, cosa que no hicieron en los últimos 14 años.

También esta política que se efectivizaba en mayo rompía con las prácticas de planificación empresarial, pues era retroactiva al 1 de enero. Si bien luego del segundo o tercer año de esta práctica, muchos empleadores tomaban sus previsiones, les generaba algunos problemas contables.

Por la ausencia de información sobre salarios, inflación y productividad, indispensables para este tipo de negociación, la Cámara Nacional de Industrias (CNI), con su asesor Hugo Siles, trata de llenar ese vacío y nos está acostumbrando a realizar una recopilación de información estadística. Este año no sólo presenta las estadísticas, sino también una propuesta de incremento salarial.

Según la CNI, el salario mínimo creció en 324% en los últimos 13 años. De 500 bolivianos en el año 2007 se pasó a 2.122 a 2019, lo que significa que creció en 6,7% promedio anual, pero el poder adquisitivo del salario mínimo sólo aumentó en un 98% y el poder adquisitivo del salario básico del trabajador lo hizo en 36 %. Este crecimiento salarial ubica al salario mínimo boliviano como el quinto más alto de Sudamérica; sin embargo, en materia de productividad, nos ubicamos en el puesto 10 de la región, es decir, últimos. Esta política laboral condujo a que el país tenga la economía informal más alta de América del Sur.

Las cifras y las prácticas laborales nos muestran que las políticas masistas, como las que vivimos en los últimos 14 años, son las preferidas por los gobiernos populistas, porque mediante la demagogia económica fortalecen sus lazos con los trabajadores asalariados. Pero lo que provocan este tipo de políticas, sobre todo cuando no se cuenta con políticas específicas para mejorar la productividad, es el crecimiento o consolidación del trabajo informal, que es  interpretado por la OIT y los observadores del mundo laboral, como el Centro de Desarrollo Laboral y Agrario, como de precarización del trabajo. 

La subordinación del movimiento sindical al poder político o económico en cualquier país no consigue buenos resultados, sobre todo en el mediano y largo plazo para la clase trabajadora. Es hora de reencaminar las relaciones entre el sindicalismo con el Gobierno y con los empleadores.

 

Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

121
5

Otras Noticias