Rodolfo Eróstegui T.

Coronavirus llegó

martes, 17 de marzo de 2020 · 01:11

Estamos ante una crisis mundial de salud por la irrupción en nuestra cotidianidad del Covid-19, más conocido como coronavirus. En Bolivia, hace pocos días que nos tocó vivir las dificultades. Eso nos da una ventaja, conocemos las medidas exitosas tomadas en otros países y las podemos replicar o descartar aquellas que no dieron resultados. La enfermedad llegó para quedarse mucho tiempo.

La población boliviana, a lo largo de su historia, ha mostrado su solidaridad. Eso lo vimos cuando se registran inundaciones o deslizamientos.  Cada evento calificado como desastre que sucede en La Paz o Cochabamba o cualquier otro lugar de Bolivia es un pretexto que nos une a los bolivianos y activa nuestra  solidaridad. Se dice que la hospitalidad es ley del cruceño o decimos que donde come uno, comen dos. 

En otras palabras, la política nos divide, los sindicatos siempre por historia están contra el empleador… podemos encontrar muchos indicadores de nuestra división, pero la solidaridad por los que están en desgracia siempre nos unía. Digo nos unía porque ahora, cuando algunos ciudadanos o, mejor dicho a algunas familias, les llegó la hora del infortunio a causa del Covid-19, muchos bolivianos les dan la espalda. Nunca antes se había visto médicos rechazando atender a pacientes en los hospitales; nunca antes se había visto que salgan vecinos para impedir que se equipe un hospital para atender a los enfermos afectados por el Covid-19. 

No dejan que el Estado cumpla con su rol constitucional.  Ahora no se sabe qué es peor, si estar enfermo o ir a solicitar ayuda profesional.

Esta situación de falta de solidaridad ciudadana agrava lo que se hizo en el gobierno de Evo Morales durante 14 años, cuya política fue ignorar el tema de la salud. Ahora el nuevo Gobierno chambonea inicialmente y mostró la poca eficacia para dar respuesta a la crisis sanitaria, quizá por inexperiencia, quizá porque hace cálculos electorales, no lo sabemos… el tiempo dirá.

Ahora enderezó su actitud, nos quedaremos con eso;  pero sí estoy seguro de que se perdió valioso tiempo.  Se esperó que el Covid-19 llegue al país para que el Gobierno salga de su sosiego y se ponga en acción, siendo que tuvimos varios meses para prepararnos para la contingencia.

Primero se convocó a una reunión de coordinación con gobernadores y alcaldes del país y luego el Ministerio de Salud y el de Trabajo emitieron una resolución biministerial. De la reunión con los subgobiernos se emitió una declaración de emergencia nacional, con la que facilitarán el uso de recursos económicos. También se acordó trabajar en tres campos: comunicación, coordinación intergubernamental y la atención propiamente dicha. 

Con la resolución biministerial se instruye la obligatoriedad del personal de salud a atender los casos de la crisis sanitaria, aislar a los pacientes diagnosticados con el coronavirus, y a los sospechosos de portar el virus remitirlos a los centros de atención.

Como se ve,  ambas políticas son generales y creo que dadas las circunstancia necesarias pero  sólo atacan las falencias económicas y la rebeldía de personal sanitario a atender los casos sospechosos. 

Creo que el Ministerio de Trabajo debería instruir a los centros de trabajo público y privado la obligación de sustituir las situaciones peligrosas y  activar protocolos específicos, como dar charlas, distribuir barbijos, dotar de jabón y sanitizador de manos, implementar una vigilancia permanente a los trabajadores. También el Ministerio de Trabajo debe determinar que si se produce un contagio en el centro de trabajo, éste será considerado como una enfermedad ocupacional.

Las medidas descritas en el párrafo anterior no son consideraciones  mías, sino que están en el Google, son determinaciones que están siendo tomadas en otras latitudes. No se tiene que ser original; este tema, al igual que otros, ya ha sido pensado en otros países. Lo que se tiene que hacer es adecuar esas políticas a nuestra realidad laboral y cultural.

Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales.

33
5

Otras Noticias