Rodolfo Eróstegui T.

Empleo en tiempos de Covid

martes, 11 de mayo de 2021 · 05:11

La política de empleo en tiempos de Covid no puede estar separada de la política de contención al virus,  ni de las políticas para mitigar la crisis sanitaria y económica. Dejó de ser una atribución únicamente de la política  social.

El Covid - 19 está obligando a los gobiernos a realizar esfuerzos intelectuales para el diseño de las políticas de empleo y efectuar campañas, lobbies  o cabildeos  para lograr su financiamiento.  

En el pasado se optaba, de acuerdo a la situación del ciclo económico, priorizar entre las políticas activas o pasivas de empleo. Activas para apoyar a los desempleados a encontrar un trabajo lo más rápido posible y, las pasivas, dotar de capacidad de compra a los desocupados. Pero ahora no creo que sea lo más relevante. Al parecer se tiene que utilizar toda la batería para apoyar a las personas que perdieron su empleo y a los jóvenes que buscan su primer empleo.  

Durante muchos años, pasando por los gobiernos denominados neoliberales y por el de Evo Morales se utilizó como instrumento preferido de las políticas activas de empleo, la capacitación y/o formación de mano de obra;  de esa manera los desempleados tenía mejores atributos para ofertar a los empleadores. 

En esta coyuntura de crisis sanitaria y desempleo se tiene que estimular a los empresarios a que contraten mano de obra. Sin el concurso de este sector no se podrá tener éxito. Por ello la política de empleo tiene que capacitar al desocupado y estimular al empleador. De esa forma las políticas podrán potenciar su efectividad.

El virus afectó a las empresas de todos los sectores y de todos los tamaños. Sin embargo, no es lo mismo hablar de la industria de alimentos que de la industria del turismo. El sector de turismo y hotelería es uno de los más golpeados por el Covid. Aplicar a éste las mismas recetas que muestran su efectividad en otros sectores, como la industria metalmecánica o carpintería, creo que no es lo correcto. 

Por ejemplo, reactivar el empleo en el sector de turismo y hotelería pasa por tomar acciones que no están directamente vinculadas al empleo, pero que en esta coyuntura deben ser prioritarias. Por ejemplo, crear y promocionar  un ambiente de confianza sanitaria del país.  Ello implica promover a Bolivia como un país con servicios médicos de calidad y oportunos para la atención de los ciudadanos en general y del  turista en particular. Lo que significa mejora de hospitales, bien equipados, contratar personal médico y paramédico, contar con respiradores. Pero también  que las personas no sólo estén vacunadas, sino que sean disciplinadas con las reglas de bioseguridad que se implementan en todo el mundo.  Es decir, no es suficiente contar con un salar hermoso, el pantanal o las ruinas en Tiwanaco. 

 Mientras que para la industria de los muebles podría bastar con crear un mercado más dinámico, ya sea interno o externo e incentivar a tomar medidas de bioseguridad en las mueblerías. Cada sector tiene particularidades que tomar en cuenta.

Generalmente hablamos de política de empleo y lo hacemos pensando en los trabajadores asalariados, en aquellos  que gozan del empleo digno. Pero qué hay de aquellos trabajadores del sector informal que no están cubiertos por la legislación laboral ni por la seguridad social y que están expuestos a condiciones de trabajo inseguras y con ingresos bajos e irregulares.

Estos trabajadores y trabajadoras aumentaron en número durante la pandemia. Se dice, que de un 65% de la población activa antes de la pandemia, se pasó a casi 80% durante la primera ola del Covid – 19, y  sigue creciendo.

Lo que ocurre es que, tanto los que perdieron su trabajo y aquellos que buscan uno, al no visualizar alguna opción, deciden vincularse al sector informal desprotegidos y librados a su suerte. El Covid ha creado una nueva normalidad que nos está dejando en offside. Bandera amarilla en alto.

  
Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
53

Otras Noticias