Rodolfo Eróstegui

Requisitos para la creación de industrias

martes, 20 de julio de 2021 · 05:11

El desarrollo industrial no se produce en almácigos, es el resultado de un largo proceso de toma de decisiones individuales acompañadas por acciones y políticas públicas. 

Los casos que se presentan como ejemplos de desarrollo industrial en el mundo no muestran que estos se produjeron a partir únicamente por la decisión estatal. Es más, está demostrado, por lo ocurrido en la Unión Soviética o Cuba, países en los que se limitó la participación de la iniciativa privada, que ese no es el camino, siempre nace por una sumatoria de iniciativas privadas. Tampoco existe algún país que se apropió de la ciencia exclusivamente gracias a la masificación de la educación; eso, indudablemente es imprescindible. Son las iniciativas individuales,  pequeñas o grandes,  las que se apropian de la ciencia y la usan para sus procesos. Por ejemplo aquí, en Bolivia, tenemos un mecánico que diseña y experimenta la construcción de un helicóptero, creo que en su primer intento se levantó unos dos metros. Ese hecho requirió, además de la iniciativa individual, el estudio de toda la aeronáutica. También sirve de ejemplo lo que hizo el joven alteño que diseñó y construyó robots a partir de los desechos industriales.   No lo hubiese logrado si es que no se juntaba la voluntad individual con el conocimiento.

Recuerdo que los primeros años que cursé de la primaria, allende en Catavi, utilizábamos los borradores y tajadores de industria china. No recuerdo si eran buenos o malos. Unos años después, ya en Cochabamba, comenzaron a llegar juguetes chinos. No eran de buena calidad, sobre todo si los comparábamos con los que la COMIBOL importaba para los trabajadores desde Europa. A raíz de eso comencé a identificar lo chino como ordinario y de poca duración.  Esta  percepción  era compartida en Bolivia por casi todos. 

Ahora lo que viene de esa nación  comienza a valorizarse. Ya no son tajadores o juguetes de mala calidad. La oferta  china es sumamente variada y cada día su calidad es mejor, además sus precios se ajustan a todos los bolsillos.   

Los chinos comenzaron produciendo algunos bienes de muy baja incorporación tecnológica y de mala calidad, luego de  mejorar la calidad y consolidar la producción. Con una política educativa adecuada  pasaron a producir otros bienes y luego otros y así, sucesivamente, hasta alcanzar la producción de automóviles y otros artículos de mayor elaboración y que requieren un mayor conocimiento. Lo hicieron sin respetar el medio ambiente, pero transformaron un país de campesinos en potencia industrial.

En China, en la década de los cincuenta del siglo pasado, en la provincia de Hebei, comenzaron la producción de acero, primero en pequeñas empresas que eran muy costosas y luego en plantas grandes que se produjeron a partir de la fusión del 60% de las compañías existentes. Sobre este acero de mala calidad se articularon una serie inmensa de pequeñas iniciativas que producían bienes de consumo final.  

En el país las pequeñas empresas, que entre otras cosas son los mayores empleadores del país, también son los que intentan prácticamente sin apoyo impulsar el crecimiento y maduración de las industrias en el país.

Son los pequeños y microempresarios los que producen bienes con baja incorporación tecnológica y de mala calidad. Ellos lo saben y poco a poco van mejorando para competir con la industria china o de cualquier lado. Producen ropa y las tallas no son iguales. Me explico, una talla L no es igual a la otra L. Lo mismo ocurre con los calzados. Si adquirimos un mueble los cajones no entran con comodidad.  

Las políticas que se implementan para los pequeños y microempresarios son lo más parecidas a las políticas sociales. Estoy seguro que con políticas económicas e industriales que apoyen y fomenten el crecimiento de las empresas, el país dentro de un par de décadas será otro. 

Rodolfo Eróstegui es experto  en temas laborales.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

9
3

Otras Noticias