Las nuevas Nissan Frontier exploraron el país, en busca de aventuras y desafíos

martes, 23 de marzo de 2021 · 16:56

Las nuevas camionetas se lanzarán oficialmente el 25 de marzo, después de haberse probado en distintos lugares del país

El 18 de febrero las nuevas Nissan Frontier iniciaron una aventura sin precedentes por 6 departamentos del país. ¿El objetivo? Recorrer la mayor cantidad de kilómetros posibles en 17 días, enfrentándose a la diversa y desafiante topografía del país. El resultado, que promete ser sorprendente, podrá verse este jueves 25 de marzo, a las 20:00 por el Facebook Live de Nissan Bolivia (https://www.facebook.com/events/254263176347907)

El viaje sumó 5.423 kilómetros a las computadoras de viaje de las renovadas camionetas, en sus versiones Cabina Sencilla y Cabina Doble con tracción 4x2 y al retorno más esperado de Nissan; la Frontier PRO-4X con tracción 4x4.

Descubrir caminos secundarios y parajes que realmente representen un reto fue el principal desafío de un itinerario en el que el asfalto fue de lo menos recorrido.

La travesía inició en la ciudad de La Paz y tuvo como primer destino Curahuara de Carangas, capital de la provincia Sajama del departamento de Oruro. Sus terrenos más desafiantes se encuentran a unos 20 minutos al Noreste del centro del poblado, donde encontraremos suelos arenosos e irregulares rodeados de las denominadas Ciudades de Piedra.

Las formaciones volcánicas cuentan con formas peculiares debido a los miles de años de erosión y reciben esa denominación por asemejarse a una metrópoli. Para aproximarse es necesario atravesar arenales y suelos con obstáculos rocosos, característicos del altiplano boliviano.

El viaje continuó hacia uno de los paisajes más emblemáticos del país; el Salar de Uyuni, no sin antes realizar una parada en Jirira, población ubicada a los pies del Volcán Tunupa, en la cara norte. Para ingresar a Jirira es necesario atravesar caminos completamente de tierra, rodeados por plantaciones de Quinua y pequeñas comunidades con viviendas construidas con el característico adobe.

Después de una pausa en este pintoresco lugar, las camionetas cruzaron hasta la cara Sur del desierto de sal más grande del mundo, ya en el departamento de Potosí. Surcar el terreno salino es por demás retador, la altura, el sol en su punto más alto, las bajas temperaturas y el clima árido agregaron un poco más de dificultad al recorrido, pero la belleza y magia que envuelve al salar valieron cada kilómetro.

La sal quedó atrás, pues la siguiente parada empezó ya a develar los horizontes característicos de los valles bajos del país. Tupiza, con sus grandes cañones rojos con formas particulares, en contraste con su flora, anunció mejores condiciones, pero desafió a Frontier con sus terrenos desiguales y en desnivel. Atravesar el Cañón del Duende y seguir la ruta de sus ríos fue una experiencia sin igual.

El kilometraje avanzó y las nuevas Frontier llegaron a la tierra del vino. La Chura Tarija probó que el trabajo rudo va de la mano con la capacidad de carga de las camionetas y después de realizar la vendimia, cargar la cosecha y recorrer el viñedo de la Finca El Origen, de Aranjuez, el viaje continuó hacia terrenos más bajos.

Explorar el oriente era lo siguiente en el itinerario. Sin embargo, explorar la ruta Tarija – Entre Ríos – Villamontes era esencial. A bordo de las nuevas camionetas se atravesó El Angosto del Pilcomayo, el camino con curvas sinuosas y desfiladeros que quitan el aliento fue sobrepasado con total éxito.

La temperatura fue en aumento, los días se hacían más cortos,  pero aún quedaban muchos kilómetros por recorrer y llegó la hora de volver al asfalto. La ruta Villamontes – Camiri fue ideal para probar el rendimiento de las nuevas Nissan Frontier en carretera, así como algunas tecnologías claves de manejo y seguridad.

Un viaje sin pausa llevó a los renovados modelos hasta la ciudad de los anillos, parada momentánea antes de seguir en búsqueda de nuevos horizontes, por sus alrededores. El primer destino fue el Parque Regional Lomas de Arena, a pocos minutos de la ciudad. Con dunas de más de 12 metros de alto y circuitos off-road, el escenario fue ideal para probar tracción.

La siguiente parada, dentro del departamento de Santa Cruz de la Sierra, fue Samaipata, población a 1.760 m s. n. m. e ideal para explorar pequeñas zonas montañosas y, por la época, lluviosas.

Retornando a la ciudad, fue hora de seguir conociendo las tierras bajas de Bolivia. Buena Vista, la misión Jesuita y capital de la provincia Ichilo recibió a las nuevas Nissan Frontier, no sin antes desafiarlas con un camino secundario íntegramente enlodado, de una sola vía y rodeado por nada más que vegetación.

El reto fue superado y llegó la hora de partir a los valles altos. Después de atravesar el trópico las camionetas llegaron a Cochabamba, para emprender un nuevo camino con rumbo a la Laguna de Corani, uno de los criaderos de peces más grandes de la región del Chapare.

Continuando con el itinerario, exploramos el Parque Eólico de Qollpana, uno de los cuatros parques de energía limpia que posee el país. Llegar a lo más alto de la planta y recorrer sus alrededores fue toda una aventura, que terminó con las camionetas partiendo rumbo a Los Yungas.

¿Cómo describir El Camino de la Muerte? Sus curvas cerradas, espacios estrechos, enlodados y resbalosos, sumados a sus imponentes precipicios le otorgaron, en 1995, la denominación del camino más peligroso del mundo. Durante muchos años fue una de las pocas vías que comunicaban la selva amazónica del norte paceño con la ciudad de La Paz y hoy en día es un destino turístico obligatorio para los amantes de lo extremo.

Las nuevas Frontier no solo probaron su rudeza en cualquier terreno, sino que aplicaron sus tecnologías de seguridad para atravesarlo con tranquilidad. Luego, se retornó al asfalto para seguir rumbo hacia otros lados del departamento paceño, no sin antes aproximarse a La Cumbre a 4.670 m s. n. m.

De la selva paceña, las camionetas continuaron su recorrido hacia la última parada de esta singular aventura; el Lago Titicaca ubicado en los Andes Centrales y cuyo título del lago navegable más alto del mundo se comparte con el vecino país del Perú.

Después de atravesar el estrecho de Tiquina y llegar a las playas de Copacabana, las nuevas Frontier recorrieron la Península de Yampupata, en la zona noreste. Sus montañas fueron claves para practicar descensos y ascensos; sin dejar de lado la velocidad.

La marca develará qué características de sus nuevas camionetas hicieron posible esta hazaña el 25 de marzo, a las 20:00 por Facebook Live, que, más allá de sumar kilometraje, ayudó a explorar la geografía de una país lleno de contrastes y desafíos; Bolivia. Súmate al evento ingresando al enlace: https://www.facebook.com/events/254263176347907

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

17

Otras Noticias