La presidenta argentina se recupera favorablemente de la operación

Ausencia de Fernández activa dudas sobre liderazgo peronista

La dimensión política del vicepresidente, Amado Boudou, es muy cuestionada por la sociedad argentina. El peronismo busca una alternativa.
miércoles, 09 de octubre de 2013 · 20:35
Agencias / Buenos Aires
La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se recupera favorablemente de la intervención quirúrgica a la que fue sometida para drenar un hematoma en el cráneo, y, lógicamente, Argentina respira más tranquila.
  Sin embargo, las especulaciones sobre el futuro político de la Mandataria y, más concretamente,  lo que pueda suceder en la campaña electoral de las legislativas del 27 de octubre, están a la orden del día por la falta de claridad del propio Gobierno.

"El sábado, por ejemplo, la Casa Rosada informó que Cristina Fernández sufría un hematoma en la cabeza. Y que se le había indicado que debía 30 días de reposo. ¿Significaba eso que la reemplazaría el vicepresidente Amado Boudou en el cargo, tal como prevé la Constitución en caso de enfermedad? Sí, pero no. O sea: el domingo no se sabía nada y el lunes a primera hora, tampoco. El Boletín Oficial del Estado no aludía a ningún traspaso de poderes. ¿Iba a gobernar Cristina Fernández a golpe de teléfono desde algún salón de la residencia presidencial de Olivos, mientras Amado Boudou se encargaba de los viajes, las inauguraciones y los actos protocolarios?”, se pregunta el periodista Francisco Peregil en el diario español El País.
Lo cierto es que    el país está inmerso en  plena campaña electoral y  Boudou es la persona del Gobierno, quien peor imagen ofrece en las encuestas.
Además, no se encuentra entre los miembros de "la mesa chica”, aquellos a quienes Fernández consulta casi todas sus decisiones. En momentos como éste  la "mesa chica” debería agarrar el timón, pero la mesa -en caso de que exista- se ha mostrado muy titubeante.
Los especialistas en los entresijos de la Casa Rosada aseguran que el miembro más poderoso de ese grupo con acceso fluido a Fernández es su hijo Máximo Kirchner. Pero el hijo no tiene ningún cargo político en el Gobierno: sólo es un asesor.  
Aunque se habló de él como posible candidato a la presidencia en 2015, aquello se encargó de desmentirlo el correr del tiempo. Máximo Kirchner vive en la localidad de Río Gallegos (Patagonia), no atiende a la prensa y sólo se puede escuchar su voz en una película sobre su padre.

 
El factor Zannini
 
El otro integrante del círculo cercano a Fernández es su secretario legal y técnico, Carlos Zannini, también alérgico a la prensa. Quienes lo conocen  aseguran que es un hombre culto, de formación maoísta y enfrentado a Amado Boudou por razones que nadie sabe precisar de forma convincente.
Tiene 59 años, estuvo preso cuatro años durante la dictadura (1976-1983) y recaló en el Río Gallegos de Néstor Kirchner, huyendo de los militares.

Desde entonces, siempre permaneció al lado de los Kirchner. También se habla de él cada cierto tiempo como posible heredero del kirchnerismo. Pero él prefiere mantenerse bajo las sombras de la "mesa chica”.

En el diario Clarín se indicaba el lunes   que la función de Zannini no es tanto influir, sino interpretar los deseos de la Presidenta, traducirlos en leyes y reglamentos. ¿Y cuál era el deseo de la Presidenta una vez que le recomendaron guardar 30 días de reposo? Tal vez, mantener el reposo y el poder.
La traducción legal de este  rompecabezas es que  Cristina Fernández no pidió  hasta ahora licencia médica al Congreso, pero Boudou firmó el lunes  un traspaso de poderes por el que asumía la gestión del Ejecutivo.
 La relevancia del nuevo presidente en funciones quedó reflejada en esos momentos. Boudou comparecía ante la prensa diciendo que todo estaba controlado, que no había "incertidumbre ni ninguna cosas raras”.

No obstante, la cuestión es cómo afectará la convalecencia de Fernández a las elecciones del 27.  La enfermedad podría generar empatía, pero también deja al descubierto el grado de personalismo con que Cristina  gobierna el país, de momento sin un posible escudero leal y fiel.

Desde Favaloro
 Parte Cristina Fernández evoluciona "favorablemente y sin complicaciones” y está de "muy buen ánimo”, dijo Alfredo Scoccimarro, portavoz presidencial.
 Apoyo Decenas de peronistas se mantienen en las afueras del centro médico y expresan su afecto a Cristina.
 Lanata El periodista, aquejado de una afección renal, fue trasladado de la clínica de la Fundación Favaloro al Hospital Británico de Buenos Aires sin mayores detalles.

Análisis
MARTÍN CAPARRÓS Periodista de El País
"El peor presidente”
Son especulaciones. Casi todo lo que se sabe sobre lo que sucedió estos recientes días en la cumbre del poder argentino son especulaciones: reconstrucciones a base de rumores, filtraciones.
El sábado 5 la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue ingresada en una clínica privada de Buenos Aires y, desde entonces, todo fueron secretos y susurros.
Durante los dos días siguientes el país se preguntó qué tenía su jefa, cuál era su pronóstico y, sobre todo, quién lo gobernaba. La Presidencia no informaba si era Cristina Fernández o su vice Amado Boudou, acusado en dos docenas de causas por corruptelas varias.
Los comunicadores de la Mandataria no parecen practicar el primer principio de su oficio, el que enseña que enunciar algo preciso y creíble sirve para que los otros no puedan decir lo que se les cante: para manejar los términos de la conversación de modo informal.  
Mientras tanto, el país se arrugaba: la incertidumbre produce esas molestias. Periodistas, políticos, economistas trataban de saber lo que pasaba. El círculo íntimo de la presidenta trataba de evitar que Boudou asumiera el mando.
Dicen que  Fernández hizo todo lo posible por seguir en su puesto -y que por eso, al principio, no se anunció la operación- pero al fin su salud se lo impidió.
De todos modos, Cristina  deberá pelear contra una burla cruel de su destino: tener que prestarle su presidencia al político más desprestigiado del país, Boudou, el de peor imagen para los argentinos.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias