Cuatro niños en menos de 48 horas

Muerte de niños conmociona a los sudafricanos

La Policía investiga el inseguro barrio negro de Katlehong, en Johannesburgo.
miércoles, 16 de octubre de 2013 · 20:56
EFE / Johannesburgo
 Un vecino del área metropolitana de Johannesburgo encontró ayer  en un descampado los cadáveres de dos niños de uno y dos años de edad, un día después del macabro hallazgo en otra parte de la ciudad de los cuerpos sin vida de otras dos niñas.
Los dos cadáveres aparecieron en el antiguo barrio negro de Katlehong, en la zona de East Rand, al este de la capital económica de Sudáfrica, junto a su madre, quien fue llevada a un hospital.
"Sospechamos que murieron envenenados”, declaró a la emisora de radio pública SAFAM el portavoz de la Policía, Lungelo Dlamini, quien afirmó que las autopsias esclarecerán lo ocurrido, en medio de la conmoción popular por estos hechos.  
Según relató la madre a la Policía, su marido  abandonó a los tres el martes  en el descampado cuando se dirigían juntos en automóvil  a la ciudad de Witbank, situada a unos 140 kilómetros al este de Johannesburgo.
El hombre les dejó una botella de refresco, de la que la mujer y las víctimas bebieron durante la noche del martes, que pasaron en una casa abandonada .
La Policía esperará a que la mujer -quien también resultó envenenada- se restablezca para preguntarle más detalles de los hechos. Según fuentes policiales, los cuatro tienen nacionalidad mozambiqueña.
Mientras tanto, la Policía interrogó  a cuatro hombres por su relación con el asesinato de dos niñas de dos y tres años encontradas  el martes sin vida en el empobrecido suburbio de Diepsloot, en el norte de Johannesburgo.
Los investigadores de la Policía buscan a una quinta persona que sería la principal sospechosa, informó la prensa local.
Conmoción popular
Los investigadores creen que las menores sufrieron abusos sexuales y fueron estranguladas, y tratan de averiguar si existe conexión con el asesinato en septiembre en la misma zona de otra niña de cinco años, quien también podría haber sido violada y estrangulada, según la prensa.  
El ministro de la Policía, Nathi Mthetwa, condenó  el doble asesinato de Diepsloot, como ya hizo oficialmente ayer el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Centenares de personas incendiaron neumáticos ayer en Diepsloot y atacaron con piedras a la Policía, a la que acusan de no hacer lo suficiente para combatir la alta criminalidad del barrio.

Sudáfrica,  hoy
Condena  El partido gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA) calificó  el doble crimen de "enfermo”, "salvaje”  e "inmoral”.
Disturbios Cientos de vecinos amontonaron  piedras y quemaron  neumáticos como protesta por los crímenes.     Decenas de residentes levantaron barricadas en las calles sin asfaltar de Katlehong, donde la Policía se vio obligada a actuar.

Valorar noticia

Comentarios