El Papa se reunió con ocho cardenales para iniciar reforma de la Iglesia

Bergoglio define a la Curia como la “lepra del papado”

Afirmó que el defecto de la Curia Romana es que se ocupa sólo de los problemas de la Santa Sede.
martes, 01 de octubre de 2013 · 21:00
EFE / Roma
  "   Los jefes de la Iglesia han sido a menudo narcisistas, adulados por sus cortesanos.  La Corte es la lepra del papado”, dijo el  papa Francisco refiriéndose a la Curia Romana, el Gobierno del Vaticano, en una entrevista en el diario italiano La Reppublica.
El pontífice aseguró que el defecto de la Curia Romana es que se ocupa sólo de los problemas de la Santa Sede y olvida el mundo que le rodea.
"Tiene un defecto: es Vaticano-Céntrica. Ve y se ocupa de los intereses del Vaticano y olvida el mundo que le rodea. No comparto esta visión y haré de todo para cambiarlo”, explicó el Papa en la entrevista al fundador del rotativo, Eugenio Scalfari.
La entrevista se publicó ayer coincidiendo  con la primera reunión que mantuvo  el Papa con el llamado G8 de la Iglesia, el consejo de ocho cardenales nombrados por Francisco para analizar la posible reforma de la Curia.
"La Iglesia tiene que volver a ser una comunidad del pueblo de Dios y los presbíteros, los párrocos y los obispos deben estar al servicio del pueblo de Dios”, añadió  Jorge Bergoglio.
"Narcisistas y adulados”
Para el exarzobispo de Buenos Aires, en el pasado, históricamente  "los jefes de la Iglesia han sido a menudo narcisistas y adulados por sus cortesanos”.  
Sobre su visión de la Iglesia Católica,  explicó que no se debe basar en el "proselitismo”, sino "en escuchar las necesidades, las desilusiones, la desesperación y dar esperanza a los jóvenes y ayudar a los viejos, abrir al futuro y difundir el amor. Ser pobres entre los pobres”.
Bergoglio indicó que en el Concilio Vaticano II se decidió "mirar al futuro con espíritu moderno y abrir a la cultura moderna, que significaba ecumenismo religioso y el  diálogo con los no creyentes”.
Pero el pontífice reconoció que "hasta ahora se ha hecho poco” y anunció que él tiene "la humildad y la ambición” de llevar a acabo ese camino de la Iglesia hacia la modernidad.
Respecto a los cambios que tiene previsto acometer, recordó cómo nombró  el consejo de los ocho cardenales para que le aconsejen debidamente.  
"No son cortesanos sino personas sabias, animadas por mis mismos sentimientos. Esto es el inicio de una Iglesia con una organización no sólo vertical sino también horizontal”, destacó.
Francisco bromeó al asegurar que cuando tiene delante un "clerical” también él se vuelve "anticlerical de golpe” y es que, explicó, "el clericalismo nada tiene que ver con el cristianismo y que San Pablo fue el primero que habló con los paganos, los creyentes de otras religiones”.

Por otra parte, el papa Jorge Bergoglio aseveró que la Iglesia  Católica "no se ocupará de política”, pues "las instituciones políticas son laicas por definición y actúan en esferas diferentes a las del Vaticano”.

Desde  San Pedro
 Ecumenismo  Líderes religiosos de todos los credos mayoritarios del mundo se dieron cita en Roma en el XXVII Encuentro Internacional por la Paz.
  Dimisión El Papa   aceptó  la dimisión del  obispo irlandés William Lee, que en 2010 reconoció haber protegido a un sacerdote pederasta.
  Banco El Instituto para las Obras de Religión,  el banco del Vaticano, publicó ayer  por primera vez en su historia sus cuentas, según las cuales registró un beneficio neto de 86,6 millones de dólares en 2012 con una contribución de 54,7 millones al presupuesto de la Santa Sede.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias