U   na vez superado el cierre del Gobierno empezó otro debate

Inacción del Congreso traba reforma migratoria en EEUU

La aprobación de una reforma de las leyes migratorias, en especial por la negativa republicana en la Cámara de Representantes, languidece en el Capitolio.
lunes, 21 de octubre de 2013 · 20:50
Luis Beatón / La Habana
 La falta de acuerdo en el Congreso para una reforma de las leyes migratorias deja una estela de secuelas entre los indocumentados y esa carencia amenaza con mantenerse sin solución en EEUU.  
Casi 141 mil niños, hijos de inmigrantes, en los últimos cuatro años fueron abandonados, la mayoría sin compañía, en cualquiera de los puntos de la frontera estadounidense, un reflejo inhumano de esta crisis en la cual los deportados son sólo la punta del peligroso iceberg.
El gobierno del presidente Barack Obama puede obtener el nada deseado premio de sobrepasar el récord de deportación de inmigrantes, más de dos millones, cuando termine su actual mandato, y donde los menores de edad no están excluidos.
La aprobación de una reforma de las leyes migratorias, en especial por la negativa republicana en la Cámara de Representantes de aceptar la propuesta del Senado (S-744), languidece en los salones del  Capitolio.
La primera quincena de octubre sirvió de marco a manifestaciones favorables a la reforma de las leyes pero, pese a estar bien organizadas, las marchas y eventos que sacudieron al país no tuvieron el arrastre masivo y ocurrieron en el peor de los momentos, cuando el país se debate en una crisis fiscal.
Durante la primera semana de octubre, casi 200 eventos en todo el país intentaron darle al Congreso un ultimátum sobre la reforma migratoria y el pasado día 8, luego de una marcha cerca del Congreso, ocho legisladores demócratas fueron arrestados por la Policía por protestar debido a la falta de acción legislativa sobre el tema.
Polarización política
Pese a este esfuerzo para impulsar la solución del problema, la negociación en el Congreso sobre el tope de la deuda y la polarización política en el país que tiene a demócratas y republicanos en pie de guerra y más divididos que nunca, lo impidió.
En contra de la reforma ahora conspira el tiempo y según expertos como Jerald Podair, profesor de historia de Lawrence University en Wisconsin, para los movimientos sociales el "momento” lo es todo y éste resulta, posiblemente, el peor para los que piden el cambio de la ley.
"Estas marchas estaban organizadas desde hace tiempo, pero justo ahora en Washington y en los medios en inglés no se habla de otra cosa que no sea el cierre del Gobierno”, apuntó.
Pero en el laberinto migratorio al parecer son los republicanos los que más perderán, como indican proyecciones políticas y recientes sondeos.
Investigaciones realizadas en varios  distritos de California, por ejemplo, donde hay un fuerte componente de hispanos, dan fuerza a esta creencia.
Muchas personas consultadas sugieren que el Partido Republicano podría mejorar su imagen en las zonas latinas si el Congreso aprueba una nueva redacción de las leyes de inmigración de EEUU, algo que sabe la jerarquía de esa agrupación pero no se traduce en hechos.

En la actualidad hay poco apoyo para aprobar el proyecto de ley integral acogido en junio por el Senado e incluso el enfoque fragmentario impulsado por el liderazgo de la Cámara tiene poco respaldo, señalan fuentes legislativas. (Prensa Latina)

Desde Washington
 Obamacare 1 El presidente de EEUU, Barack Obama, dijo ayer  que su reforma sanitaria no se resume en un sitio de internet, aunque reconoció que el portal lanzado para acompañar el plan de cobertura sanitaria no había "funcionado tan bien como debía”.
Obamacare 2 El programa, lanzado oficialmente el 1 de octubre, tiene como objetivo facilitar el acceso a la atención médica a millones de estadounidenses, que a menudo no pueden acceder a otras opciones de atención médica.
Seguro El Mandatario  aseguró que seis de cada 10 personas podrían encontrar un seguro por 100 dólares al mes.

Análisis
Marc Arcas
 Periodista de la  agencia AFP
 "El problema de la integración”  
La reforma migratoria que busca sacar adelante el presidente Barack Obama y que tantos escollos encuentra  en el Congreso es sólo el último episodio de una realidad que se repite una y otra vez en los últimos 400 años en EEUU, la de cómo asimilar las distintas oleadas de inmigrantes que  terminaron  conformando la esencia del país.
Desde la llegada de los primeros colonos europeos a principios del siglo XVII (mayoritariamente británicos, alemanes y holandeses), nuevas oleadas migratorias procedentes de todas  partes del mundo no cesaron  de asentarse en EEUU, provocando un repetido conflicto a lo largo de la historia entre los recién llegados y quienes lo habían hecho algunas generaciones antes.
"Sólo entre un 1% y un 2 % de los pobladores actuales de nuestro país descienden de quienes habitaban estas tierras hace más de 400 años. Desde nuestros orígenes, EEUU no sólo aprendió, sino que valoró progresar en los procesos de  multiculturalidad”, indica el periodista y analista político Michael Baron.
Pese a haber lidiado con grandes flujos migratorios (tanto exteriores como interiores) durante varios siglos, EEUU aún no dio con una fórmula que permita amortiguar el choque social que la inmigración lleva consigo, y el gran debate sobre la reforma se centra en si los inmigrantes indocumentados que actualmente residen en el país -y que se cifran en unos 11 millones- deben tener acceso o no a la ciudadanía. Ese debate se tornó en un problema social que nadie quiere asumir.

Valorar noticia

Comentarios