Confundieron un arma de juguete

Piden justicia para niño asesinado por la Policía en EEUU

Cientos de personas exigen investigar la muerte de Andy López, de 13 años.
jueves, 24 de octubre de 2013 · 20:46
Agencias /Washington
 Cientos de ciudadanos de Santa Rosa, en el condado californiano de Sonoma, salieron a las calles clamando justicia por Andy López, el niño latino de 13 años abatido a tiros por la Policía local que confundió la  réplica de un rifle de asalto con uno real de uso militar.
 "¡Queremos justicia!” y "¡Andy López! ¡Andy López!” expresaron sus compañeros de curso frente a la sede de la Policía que instaló un imponente cordón de seguridad para evitar disturbios. Sin embargo, tanto la prensa como la sociedad insisten en mantener vivo el debate sobre el derecho constitucional a portar armas de fuego, cuestionado por  un amplio sector escarmentado de tiroteos y masacres.

El caso de Andy López caló profundamente en el ánimo de los habitantes de la apacible Sonoma porque el joven portaba un rifle de juguete "de los cientos que se venden en las tiendas, muy parecidos a los reales que usan, por ejemplo, los Marines, pero réplicas en definitiva”, publica el diario Los Angeles Times en su edición de ayer.
A todo esto, los informes del Departamento del Sheriff del Condado de Sonoma indican que dos oficiales "reiteradamente le ordenaron a Andy López que bajara el arma”.

"Los alguaciles dispararon repetidamente al sujeto, acertando varias veces”, dice la declaración. "El individuo cayó al suelo sobre el rifle que portaba”.

Y continúa: "Una vez que la escena de los hechos fue asegurada por los alguaciles, éstos se dieron cuenta de que el rifle era una réplica de un arma de asalto. Cuando los alguaciles registraron al sujeto, encontraron una pistola de plástico en su cintura”, señala BBC Mundo.

Indignación ciudadana
"No estoy segura de si en una situación de emergencia la Policía realmente me ayudaría o pondría en riesgo la seguridad de mi comunidad”, afirma Alma Flores, residente de Santa Rosa.
Su sentimiento es compartido entre los vecinos de la pequeña y tranquila ciudad.

El padre del joven, Rodrigo López, dijo a la prensa: "No está bien lo que hicieron a mi hijo”, y ayer la Policía pidió disculpas por el error fatal.
El alguacil Steve Freitas publicó una declaración  en la que afirma que el incidente con el niño de 13 años fue "una tragedia en todos los niveles”.
Sea como fuere lo cierto es que la indignación ciudadana se traduce en las páginas del periódico local The Press Democrat.  

Según este diario, en el barrio de clase trabajadora del suroeste de la ciudad en el que vive la familia López "hay un ambiente de incredulidad y enojo.  Cientos de personas marcharon el miércoles hacia el lugar donde el niño fue abatido por la Policía”.
La conmoción es tal, que desde Washington se invocó a la calma mientras se garantizaba una investigación sobre los circunstancias que provocaron la muerte de Andy López.

Otros incidentes
 Nevada  El lunes, un niño de 12 años mató a un maestro en una  escuela.  
Massachussets La Policía encontró el cuerpo de la maestra de matemáticas Colleen Ritzer, de 24 años, cerca de la escuela donde enseñaba. Fue asesinada por un alumno.
California La Policía de Los Ángeles detuvo a dos niños de 11 y 13 años, respectivamente,  vestidos con ropa camuflada portando rifles de caza. Aseguraron que "sus padres los mandaron a una tienda para calibrar las armas de fuego”.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias