A pesar de perder las legislativas en distritos clave de Argentina

Cristina Fernández mantiene la mayoría parlamentaria

El candidato a diputado opositor Sergio Massa, exjefe de gabinete de Fernández, se impuso al oficialista Martín Insaurralde en la provincia de Buenos Aires.
domingo, 27 de octubre de 2013 · 21:58
AFP / Buenos Aires
El gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner perdió  las elecciones legislativas en su principal bastión de la provincia de Buenos Aires, aunque se mantiene como la fuerza política más votada a nivel federal, con el control de ambas cámaras.
El candidato a diputado opositor Sergio Massa, alcalde de la localidad de Tigre (periferia norte) y exjefe de gabinete de Fernández, se impuso  sobre el oficialista Martín Insaurralde en ese distrito que concentra casi 40% de los 30 millones de electores del país vecino.
 Sergio Massa, de 41 años, se perfila de este modo como uno de los presidenciables para las elecciones generales de 2015.
Los resultados indican que el Gobierno perdió  en los principales distritos, como el bonaerense, la capital federal, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, donde triunfaron distintos partidos de la  oposición política.  
Sin embargo, el gobernante partido Frente para la Victoria (FPV, peronistas y aliados) mantiene el control de ambas cámaras, confirmándose  el caudal de unos siete millones de votos de las primarias de agosto pasado que seleccionaron a los candidatos para estas legislativas.
 El ministro del Interior, Florencio Randazzo, informó que "el nivel de participación fue superior al 75%” y añadió que no se registraron mayores incidentes durante la votación.
El Gobierno puso  en juego su mayoría en ambas cámaras del Congreso argentino, en la última parte del segundo mandato presidencial de  Cristina Fernández, la gran ausente en la campaña electoral, quien se repone de una operación por un hematoma craneal.
Estas elecciones legislativas renovaron  la mitad de la Cámara Baja (127) y un tercio del Senado (24) federal.
Desgaste, más inflación
El desgaste después de 10 años de gobierno del kirchnerismo, que abarcó el mandato del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) y el de su esposa, sumado a la falta de solución en temas de honda preocupación para los argentinos como la inflación y la inseguridad son los principales motivos de la derrota del oficialismo en los mayores distritos, según los expertos.  
Sergio Massa basó la campaña en la inseguridad, a partir de su experiencia como alcalde de Tigre, donde sembró sus calles con cámaras de seguridad.

Sin embargo, el partido de gobierno Frente para la Victoria, la fuerza política más extendida en los 24 distritos del país, se mantiene como el partido con mayor número de votos  nacional, un hecho previsible para los analistas que vislumbran un panorama político fragmentado.

Ecos  electorales
   Presidenta La presidenta  Cristina Fernández  está "muy bien y de buen humor” dijo a la prensa Máximo, el hijo mayor de la Mandataria, luego de emitir su voto en los comicios legislativos.
   Aniversario Las elecciones coincidieron con la fecha del tercer aniversario del fallecimiento del expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).
Gobierno Desde la Casa Rosada se minimizó la derrota en los distritos clave, al señalar que las elecciones legislativas se desarrollan en un contexto diferente a una elección presidencial. Asimismo, se ponderó el hecho de no perder la mayoría parlamentaria.

Análisis
Julio Blanck Periodista de Clarín
 El cambio de poder

Mucho más que la renovación de media Cámara de Diputados y un tercio del Senado, las elecciones legislativas  se transformaron en la bisagra que cambia el sentido y los protagonistas del ciclo de poder político, después de una larga década con los Kirchner en el centro de la escena argentina.

La interpretación, mitad voluntarismo y mitad pura propaganda, acerca de que nada cambia con la votación, desconoce con toda premeditación al menos tres cuestiones fundamentales:

1- La pérdida de la mayoría electoral por parte del kirchnerismo.

2- La fuerte derrota oficialista en todos los grandes distritos del país, empezando por la provincia de Buenos Aires.

3- La ausencia desoladora de cualquier candidato propio y disciplinado, ante la evidencia de que terminan de evaporarse las ilusiones acerca de una re-reelección de Cristina Fernández.

Por cierto, el Gobierno mantiene una presencia gravitante en el Congreso y en muchos casos podrá sostener la mayoría en Diputados y el Senado. Para eso necesitará que sus legisladores decidan mantenerse obedientes dentro del bloque y no jueguen con ninguno de los aspirantes a la Presidencia argentina  en 2015, de Sergio Massa para abajo.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias