La Presidenta de Argentina fue ingresada en un centro médico

Cristina Fernández será operada hoy de hematoma en el cerebro

El vicepresidente Amado Boudou reemplazó ayer a la Mandataria en actos oficiales y dijo que recibió instrucciones de “seguir manteniendo la gestión”.
lunes, 7 de octubre de 2013 · 22:15
AFP  / Buenos Aires
La presidenta argentina, Cristina Fernández,   de 60 años, será operada hoy para extraerle un hematoma por un golpe en la cabeza, a tres semanas de unas elecciones legislativas en las que pone en juego el control del Congreso en mitad de su segundo y último mandato.   
"La Presidenta presentó el domingo un hormigueo en su brazo izquierdo constatando una transitoria y leve pérdida de fuerza muscular en el mismo miembro superior. Se indica la intervención quirúrgica que consiste en la evacuación del hematoma”, dijo el centro médico Fundación Favaloro en un comunicado divulgado ayer  luego de la hospitalización de la Mandataria.
Fernández llegó a la Fundación, un reconocido sanatorio privado de investigación e internación, en el asiento del acompañante de un automóvil oficial, desde donde saludó a vecinos que le dieron voces de aliento.
Los médicos de la Fundación le habían detectado el sábado un coágulo entre el cerebro y el cráneo, a raíz de un traumatismo que sufrió el 12 de agosto pasado, sin síntomas ni estudios que mostraran en aquel entonces lesión alguna.
 "No parece ser un tema grave. Toda neurocirugía trae riesgos, pero es sencilla”, comentó confiado   el cirujano especialista Carlos Schwartz.  
La Presidenta se realizó  ayer una serie de  estudios prequirúrgicos en el sanatorio de la Fundación, en el centro de la ciudad, con el ejercicio temporario de la función presidencial de hecho en manos del vicepresidente, Amado Boudou.
Fernández  sufrió desde su primer mandato en 2007 (reelegida en 2011) varios cuadros de hipotensión, pero el mayor problema de salud fue un diagnóstico de cáncer que resultó errado según se comprobó en una operación para extirparle la glándula tiroides en enero de 2012.
La noticia sobre el percance de salud apareció  en medio de una intensa  campaña electoral y luego de la derrota sufrida en las primarias obligatorias del 11 de agosto en los distritos más poblados, que llevó a replantear el modelo político oficialista ante una eventual pérdida de mayoría parlamentaria.   
El compromiso de Boudou
El vicepresidente Amado Boudou  reemplazó ayer  a la Presidenta al frente de dos actos protocolares en la Casa Rosada, donde dijo que recibió instrucciones de  "seguir manteniendo la gestión del Gobierno”.
A todo esto, la expectativa y las especulaciones comenzaron  a reinar ayer  en los medios políticos y económicos sobre la salud de la jefa de Estado y su eventual reemplazo durante la convalecencia por el Vicepresidente, resistido por la oposición.
Durante la operación de 2012, Boudou, un exministro de Economía entre 2009 y 2011, asumió formalmente la Presidencia durante 20 días.
El  Vicepresidente  es un político con baja imagen positiva, según las encuestas y sondeos de opinión y está investigado en la justicia por presunto tráfico de influencias en favor de una empresa gráfica, aunque no se hallaron pruebas en su contra.
 El politólogo Rosendo Fraga, director de la consultora Nueva Mayoría, dijo a radio Continental que "la razón institucional hace inconveniente el traspaso. ¿Cuál es el problema? La campaña electoral. Dejar la Presidencia a cargo de Boudou a tres semanas de las elecciones va a ser para el oficialismo más desfavorable que favorable”.

 Unos 30 millones de argentinos renovarán en las urnas la mitad de los diputados y un tercio de los senadores en los comicios del 27 octubre.

América Latina, solidaria con     Cristina
Morales El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó ayer su sentimiento de solidaridad y preocupación por el trance de salud que atraviesa su homóloga argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y le escribió  "como compañero de lucha por nuestros pueblos hermanos, expreso a usted mi mayor solidaridad y mis deseos de una pronta y plena recuperación”.
Mandatarios "Mi solidaridad con @CFKArgentina, que está en reposo. Cristina es amiga de Brasil y amiga mía”, escribió la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, en Twitter.  El presidente venezolano, Nicolás Maduro, hizo lo propio.

La enfermedad de la Presidenta genera debate político

Agencias / Buenos Aires
 El estado de salud de Cristina Fernández es motivo de comentario en la propia Argentina y también en dimensión global.
 "El tema de la salud de Kirchner va a modificar el escenario político, porque la Mandataria tiene una centralidad que no es menor”, comentó a radio Continental de Buenos Aires el director de la consultora Poliarquía, Fabián Perechodnik.
"Está acostumbrada a asumir un protagonismo que parece reservado a su ego. Por tal motivo, el oficialismo quedará muy afectado por su ausencia en una campaña electoral en la que, lógicamente, la oposición ya se frota las manos, porque no es lo mismo competir con    Cristina que con Boudou, un político de dudosa reputación”, apuntó Fabián Perechodnik en Continental.
Por su parte, el diputado Ricardo Alfonsín, uno de los líderes de la oposición socialdemócrata, la segunda fuerza legislativa, advirtió que "no sería lo más conveniente que Boudou asuma debido a la situación de los juicios y de las denuncias que pesan en su contra”, cita AFP.
 Amado Boudou fue acusado de favorecer a una empresa que imprime billetes y documentos oficiales al pedir al ente de recaudación fiscal que evite declararle la quiebra, pero luego el Estado estatizó la firma.
  El analista Manuel Rodrigo Morató expresó ante los micrófonos de Radio Francia Internacional que "la ausencia forzosa de Cristina supone un duro golpe para el peronismo y a la vez despierta en la oposición la posibilidad real de vencer en las legislativas del 27 de octubre y, de este modo, recuperar el control de un Congreso fuertemente dividido aun entre los peronistas”.
 Sin embargo, Alejandro Duarte comentó en la misma emisora que "el oficialismo tiene la suficiente cintura política para enfrentar este proceso electoral con solvencia, simplemente porque la ausencia de Cristina Fernández no es definitiva ni mucho menos, y la población apostará por un proyecto que convence a la mayoría. Por lo tanto, si se desea dar continuidad a ese proyecto se necesita imperiosamente mayoría parlamentaria”.

Análisis
Eduardo Van Der Kooy  Periodista de  Clarín
Deterioro político y de salud
La enfermedad de Cristina Fernández que, de nuevo, sacude a la Argentina constituye, al mismo tiempo, un  enorme telón que oculta la actualidad de la escena política nacional e internacional.  
Esa escena exhibe, entre muchos, un rasgo distintivo: el acelerado deterioro político presidencial que sucedió a aquella apabullante victoria con el 54% de los votos, que consagró su reelección hace apenas dos años.
Ese deterioro sobresaldría en todos los planos. En el interno, la Presidenta se asoma a una nueva derrota electoral, según lo presagian todas las encuestas para el domingo 27.
No sería todo. Se advierte también una descomposición progresiva en sus sistemas de poder. La motorizan las intrigas palaciegas derivadas de los fracasos en la gestión y el desencanto de una buena porción del peronismo que, hasta ahora, acompañó la experiencia de los Kirchner en esta década.
El frente externo sería también reflejo de los malos tiempos. Se acumulan conflictos sin solución (con España por Repsol, con Washington por los fondos buitre, con Brasil por motivos del comercio, con Uruguay por la pastera en Fray Bentos) y Cristina  Fernández aparece aislada.
La enfermedad de Cristina, según los especialistas, sería producto de una patología vieja. Aunque desnudaría también, a la par, muchos desarreglos de su poder.
Uno de ellos es cierto desdén de los Kirchner con su salud. Le ocurrió al expresidente, que recibió repetidas alertas de su cuerpo y no hizo caso. Cristina tampoco.  

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias