Lina Calle sobrevivió al desastre

Aparece una joven colombiana tras el paso del tifón

Lina se enamoró de un marinero filipino, Rommel, y vivía en la ciudad de Leyte.
viernes, 15 de noviembre de 2013 · 22:38
Agencias / Filipinas
Después de una semana, la familia Calle recobró la calma. Miryam Calle confirmó que su sobrina, Lina, sobrevivió al paso devastador del tifón Haiyan en Filipinas.  

Miryam dijo que la conversación con su sobrina fue muy corta, dado que varias regiones del archipiélago no cuentan  con energía eléctrica.

Hace tres años y nueve meses, Lina Albany Calle Palacio, una joven colombiana de 31 años, viajó a Filipinas tras el amor de su vida, Rommel Garing, un joven filipino que trabaja en un barco de carga y a quien conoció en Pereira por un amigo en común.

El pasado 7 de noviembre, un día antes de que el tifón tocara tierra en Leyte, habló con su prima Adriana Duque.
 "Nos dijo que tenía mucho susto, que el tifón estaba llegando a la isla, que se escuchaban vientos muy fuertes y que tenía muchísimo miedo”, relata Adriana, mientras mira el computador en el que ha pasado horas enteras en busca de alguna pista que le indicara cómo y dónde estaba su pariente.
Lina se enamoró de Rommel casi  de inmediato; los presentaron, hablaron y quedaron flechados. Cuando Rommel regresó a su país natal, siguieron el romance por internet y luego llegó la propuesta de viajar.

Ella, una joven alegre y amante de la lectura, no dudó en dejarlo todo en Colombia para viajar al otro lado del mundo en busca del amor, narra el diario colombiano Vanguardia de Bucaramanga.

Lina, una sobreviviente

Lina ya había soportado el terremoto del pasado  15 de octubre y pese a esto y a la soledad en que vivía no había pensado en regresar a Colombia.
De hecho, su prima dice que su proyecto era quedarse allá, comprar su casa y formar su hogar con Rommel. Hoy, a pesar del desastre que causó más de 4.000 muertos, Lina y Rommel mantienen ese sueño, sobre todo gracias a la efectiva ayuda internacional que llegó a Filipinas.
 Precisamente, las operaciones de socorro a los damnificados de Haiyan se aceleraron ayer  con la llegada de importantes medios de las fuerzas armadas estadounidenses, destaca AFP.  
 La ONU anunció que el tifón causó al menos 4.460 muertos, un balance que fue inmediatamente cuestionado por las autoridades filipinas.
 Ayer,  los estadounidenses descargaron   ayuda humanitaria en el aeropuerto de Tacloban, una de las ciudades más afectadas por el fenómeno natural.
Mientras los trabajadores humanitarios describen la situación como un "infierno logístico”, sin transporte ni electricidad, estas operaciones deben  permitir  la llegada de la ayuda a los damnificados, que la ONU reconoció como demasiado lenta. La organización piensa que queda mucho por hacer.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias