El Presidente de EEUU impulsó el límite al desarrollo atómico iraní

Obama celebra acuerdo con Irán sobre programa nuclear

El entendimiento con Teherán, aunque provisional, deja a dos aliados clave en la región, Israel y Arabia Saudí, en una situación muy compleja.
domingo, 24 de noviembre de 2013 · 21:39
Raquel Godos / Washington
 El acuerdo provisional alcanzado ayer  en Ginebra por el G5+1 sobre la limitación del programa nuclear de Irán supone una victoria para el presidente estadounidense, Barack Obama, aunque tendrá que enfrentarse a la oposición de un aliado clave como es Israel y al escepticismo de muchos congresistas en EEUU. 
Obama, que compareció ante los medios poco después de anunciarse el fruto de las conversaciones entre los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Reino Unido, Francia, China y Rusia) más Alemania, consideró que se trata de "un gran acuerdo que hará el mundo más seguro”, pero advirtió  que "sólo se trata de un importante primer  paso”. 
El Presidente estadounidense enfatizó que la paralización durante seis meses del programa nuclear iraní es "un éxito diplomático” y recalcó que a través de él se consiguió  que, por primera vez en una década, Irán pare su desarrollo atómico.  
"Desde que asumí el cargo, he dejado clara mi determinación para impedir que Irán obtenga un arma nuclear. Como he dicho muchas veces, mi gran preferencia es resolver este asunto pacíficamente, y hemos extendido la mano de la diplomacia”, apuntó el Presidente desde la Casa Blanca en una conferencia. 
 Para ello, Obama se ayudó  de las sanciones económicas, que asfixiaron  paulatinamente al régimen iraní, provocando un cambio de presidente y abriendo "una puerta para que emergiera la diplomacia”. 
 Entendimiento con Teherán
El entendimiento con Teherán, aunque provisional y condicionado, deja a dos aliados clave en la región, Israel y Arabia Saudí, en una situación completamente nueva, y muy compleja porque altera, de algún modo,  lo que había sido hasta ahora la relación de fuerzas en el gran conflicto regional entre suníes y chiíes, una rivalidad que tiene ramificaciones sangrientas en Irak, Siria, Líbano y Bahrein, entre otros focos de tensión. 
Las primeras reacciones israelíes fueron  muy negativas: "Lo que se ha acordado en Ginebra no es un acuerdo histórico, sino un error histórico. Hoy el mundo se ha convertido en un lugar mucho más peligroso”, dijo el primer ministro, Benjamín Netanyahu, antes de una reunión de su Gabinete en Tel Aviv. 
Según informaron altos funcionarios de la Casa Blanca, Israel fue informado con premura sobre el contenido del acuerdo, mientras que Barack Obama se apresuró a reiterar a su aliado que en caso de incumplimiento por parte del régimen islámico de Teherán,  Washington  revocaría toda ayuda e impondría nuevas sanciones económicas.
 
Reacción en Irán 
 Irán El canciller Mohamad Javad Zarif, quien dirigió la delegación iraní en Ginebra,  elogió  el "inmenso éxito” luego de una jornada muy difícil. 
Acuerdo  Este acuerdo, que será válido durante seis meses, limita las actividades nucleares iraníes a cambio de un levantamiento parcial de determinadas sanciones, sobre todo en los sectores petrolero y bancario. 
Crisis  El país vive al ritmo de las sanciones desde 2006, pero su fortalecimiento el año pasado sumió al país en una profunda crisis. La inflación era oficialmente de 36% a fines de octubre, lo que obligó al Gobierno a medidas especiales.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias