Dos candidatos se proclaman presidente y crece la incertidumbre

Los hondureños enfrentan el caos institucional tras comicios

DEBILIDAD Las elecciones del domingo mostraron una imagen compleja del país centroamericano, marcada por la corrupción y las irregularidades políticas y administrativas.
lunes, 25 de noviembre de 2013 · 21:00
Agencias / Tegucigalpa
 Los hondureños están ante un panorama complicado:  dos mandatarios, a izquierda y derecha,  proclamados en medio del caos institucional de un organismo del Estado, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), incapaz de resolver 24 horas después quién es, oficialmente, el nuevo presidente de Honduras. 
Éste es el panorama de un país que mostró a la comunidad internacional una imagen muy compleja tiznada de corrupción, irregularidades políticas y administrativas y, por si fuera poco, enorme falencia institucional. 
 Si bien el oficialista Juan Orlando Hernández encabeza la elección presidencial de Honduras con 34,19% de los votos, con el 58% de las mesas escrutadas, la opinión pública es consciente de que el TSE no hizo un trabajo prolijo y eficiente.
"El problema reside en la debilidad institucional del TSE. En ningún momento ha dado señales claras de  credibilidad, sus intervenciones públicas son pobres y, lo que es peor, está muy lejos de los estándares de calidad tecnológica que se exige a todo proceso electoral”, critica el analista político hondureño José Miguel Duarte, entrevistado por Radio Francia Internacional.
Ciertamente, un día después de las elecciones continuaba el escrutinio  en el centro de cómputo del TSE en la capital. 
La explicación oficial publicada en el diario El Heraldo hace hincapié en las enormes dificultades de transmitir los resultados desde las provincias. Según CNN, el domingo buena parte del área rural (donde se halla la mayoría del padrón electoral de Honduras) quedó sin energía eléctrica durante horas.
El TSE adujo ayer ese problema como "fundamental”.
El temor al fraude
Ante las diatribas del TSE, no es extraño que la candidata izquierdista líder del partido Libre, Xiomara Castro, desconozca los resultados oficiales.
 Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, acumula un 28,83% de los votos, pero de acuerdo con la jefatura de campaña, "el porcentaje es mucho mayor y podría fácilmente llegar al 35%”.
 Libre sostiene, por lo tanto,  que hubo "serias inconsistencias” en un 19% de las actas electorales (que representan 400 mil votos) a través de la "transmisión irregular de resultados”, por lo que Zelaya anunció que de ser necesario se defenderá el voto en las calles, sostiene AFP. Si bien se espera un informe oficial de los observadores internacionales, más de 800 de la Unión Europea, la OEA y otros organismos, la sensación popular es de incertidumbre.
Daniel Zovatto, uno de los observadores, dijo a CNN que "Honduras se enfrenta con un espejo que le devuelve una imagen de la degradación de sus instituciones democráticas después del golpe de 2009”.

 

Panorama electoral
 Hernández El oficialista, quien se autoproclamó presidente electo de Honduras, aseguró ayer que consiguió su triunfo en las urnas y "no se negocia con nadie”, al rechazar denuncias de fraude de su rival izquierdista Xiomara Castro. 
  Castro El esposo de la candidata izquierdista Xiomara Castro, el derrocado mandatario Manuel Zelaya, aseguró que su partido rechaza los resultados oficiales de las elecciones.
  Recuento Recuentos de diversos medios de prensa de Honduras también  dan el triunfo parcial en los comicios presidenciales a Juan Orlando Hernández.
  Paciencia La jefa de la misión de observadores de la Unión Europea (UE) en las elecciones generales, Ulrike Lunacek, pidió  "paciencia” a los candidatos presidenciales.

 

Punto de vista
Albert  Nonell
 Periodista 
Xiomara versus  la lógica del fuerte
Xiomara Castro iba con fuerza. Contaba con el apoyo de personalidades políticas de poderosa influencia continental como el mismo Luiz Inácio Lula da Silva y, por supuesto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro.
Pero, por lo visto,  no fue suficiente para derrotar al aparato oficialista apuntalado por empresarios, militares y políticos tradicionales que representaba su contrincante conservador  Juan Orlando Hernández, el delfín del presidente Porfirio Lobo, el Gran Hermano, por quien pasan las decisiones fundamentales de Honduras.
Esto no quiere decir que las elecciones hayan sido fraguadas. Simplemente sucedió lo que siempre ha pasado en la historia de este país centroamericano: se impuso la lógica del más fuerte.
De algún modo, Xiomara lo sabía en su fuero interno. Su marido salió del país cuando trató de quebrar esa lógica y dejó huérfano el concepto de democracia en el país.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios