Posó sus manos en un hombre con neurofibromatosis

El papa Francisco conforta a un enfermo en San Pedro

Jorge Bergoglio dio una nueva muestra de empatía con aquellos que sufren pidiendo por la salud de una niña de un año y medio.
miércoles, 6 de noviembre de 2013 · 21:18
Agencias/ Ciudad del Vaticano
  El papa Francisco puso ayer  sus manos sobre la cabeza deformada de una persona visiblemente enferma.  Antes de la audiencia, recibió en la residencia de Santa Marta a un niña de un año y medio también muy grave,  y por la que pidió a los cientos de fieles congregados en la plaza de San Pedro que rezaran por ella.
Durante la tradicional audiencia que todos los miércoles celebra el papa Francisco en la plaza de San Pedro, el pontífice acostumbra a recorrer el lugar a bordo de un papa-móvil abierto, que se detiene allí donde él lo cree conveniente.
El Papa tiene especial predilección por los niños, a los que besa, abraza y bendice, y por los enfermos.
Ayer, el Papa de los pobres, como es ya conocido, insistió  en su compasión hacia los más desfavorecidos y a los enfermos como un ejemplo de la caridad cristiana, destaca EFE.
 De hecho, se acercó a un  hombre que padece de una enfermedad llamada neurofibromatosis, la cual produce severos tumores en la piel y deformidades en los huesos, destaca el diario mexicano El Universal.  

La enfermedad no es contagiosa pero por su apariencia hace que las personas que la padecen sean rechazadas y temidas.

Francisco acogió al hombre y tomó su cabeza entre sus manos durante varios minutos, después de esto pidió a los fieles que recen por los enfermos.

"A menudo somos demasiado secos, indiferentes, distantes y en lugar de transmitir fraternidad, transmitimos mal humor, frialdad, egoísmo. ¿Y con el mal humor la frialdad y el egoísmo podemos hacer crecer la Iglesia? ¿Se puede hacer crecer toda la Iglesia? No”, subrayó.

"Un acto de caridad”
Asimismo, el papa Francisco volvió a sorprender cuando al término de la audiencia general pidió a los fieles presentes en la plaza de San Pedro que rezasen por Noemi, una niña de un año y medio a la que conoció ayer en audiencia   que sufre una grave enfermedad degenerativa.
"Os pido un acto de caridad”, dijo el Papa argentino, quien pidió a los fieles católicos que rezasen primero en silencio y luego un Ave María por Noemi, que sufre de atrofia muscular espinal infantil de tipo I.
"Acabo de ver a esta bellísima niña con una gravísima enfermedad. Se llama Noemi, y ella, pobrecita, sonreía siempre. Sus padres rezan por la salud de esta niña. Hagamos un acto de amor por ella. No la conocéis, pero es una niña bautizada, como nosotros. En silencio pidamos ayuda al Señor para que le dé salud”, agregó el Papa muy emocionado.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias