El Presidente de Nicaragua busca reformar la Constitución

Afán reeleccionista de Ortega aviva el debate en la región

El líder sandinista pretende aprovechar sus mayorías legislativas para obtener más poderes políticos e institucionalizar un modelo de “democracia directa”.
jueves, 07 de noviembre de 2013 · 21:31
Camilo J. Ramos / Bogotá
 La pretensión del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de buscar la reelección indefinida reformando la Carta Magna, responde al modelo bolivariano en boga en países de América Latina, región donde la crisis de los partidos estimula el caudillismo y vulnera la democracia real, señalan los analistas.
Ortega, seguidor del socialismo chavista y quien mantiene una controversia limítrofe con Colombia y Costa Rica, pretende aprovechar sus mayorías legislativas para obtener más poderes, institucionalizar un modelo de "democracia directa” y otorgar mayores facultades a los militares, entre otros asuntos.
La propuesta de reforma a la Constitución de Nicaragua, que el miércoles fue anunciada al pleno de la Asamblea Nacional, incluye eliminar la prohibición de la reelección presidencial y permitiría al gobernante sandinista, de 68 años, aspirar a su cuarto mandato en los comicios de 2016, lo que la oposición rechaza plenamente.
"La intención de Ortega responde al expansionista y autoritario patrón socialista bolivariano de Hugo Chávez, que consiste en copar los poderes del Estado para gobernar de manera indefinida y sin control alguno, socavando la democracia y amenazando a los vecinos”, comentó el analista político colombiano Vicente Torrijos.
Tal situación representa "una preocupación para el resto de Latinoamérica, porque lo que inició Chávez y ahora pretende conseguir Ortega puede ser replicado en Bolivia, Ecuador y otros países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)”, añadió Torrijos, profesor  de política internacional.
Reelección indefinida
 El profesor de Ciencia Política y Gobierno de la privada Universidad del Rosario, en Bogotá, Rubén Sánchez,  opinó que la reelección indefinida es "negativa para América Latina, porque estimula el caudillismo y el populismo, y sugiere que en la región no hay ciudadanos plenos”.
No obstante, Sánchez llamó a evaluar si el auge del modelo bolivariano  obedece al fracaso de la democracia representativa y a la crisis de los partidos políticos tradicionales latinoamericanos, lo que, según él, sirve de "caldo de cultivo” para la aparición de caudillos.
Por ejemplo, en Venezuela, la reelección inmediata se aprobó con la Constitución de 2000, impulsada por Chávez.

Por su parte, el presidente boliviano, Evo Morales, quien llegó por primera vez al poder en 2006, podría presentarse a la reelección en 2014, pues el Tribunal Constitucional le dio luz verde al declarar que su actual mandato, iniciado en 2010, cuenta como el primero del Estado Plurinacional, pues el país fue refundado en 2009, cuando se avaló la reelección consecutiva. (EFE)

Reelección  hoy
Venezuela En abril pasado, Nicolás Maduro  ganó una elección  cuestionada  por la oposición. La Constitución le permite un nuevo mandato.
  Ecuador El presidente Rafael Correa juró su nuevo cargo el 24 de mayo pasado y desde entonces reitera  que no se presentará a otro periodo.
Argentina La reforma constitucional de 1994 permite la reelección por una vez, aunque la actual presidenta Cristina Fernández, quien ya logró un segundo mandato en 2011, perdió  terreno legislativo para modificar la Constitución.   

Análisis
Eduardo Enríquez  Periodista nicaragüense
  La muerte de
una república

El régimen orteguista se ha venido convirtiendo en la autoridad absoluta, por encima de la ley, de la Constitución y de las instituciones.
En estos seis años (de 2007 a 2012) él construyó un régimen absolutista en el que lo único que se escucha es su voz y la de su esposa, Rosario Murillo.  
De hecho, Ortega mató  lo poco que le quedaba de la república nicaragüense al tomar las instituciones del Estado.
 Con los fraudes destruyó la confianza de los nicaragüenses en la voluntad popular.  
Por ejemplo, eso le permitió  que en 2012, en las elecciones municipales, el 60% de los electores no saliera  a votar y él pudo adjudicarse 134 de 153 alcaldías que estaban en juego.
Resulta que aunque Ortega, Hugo Chávez, Rafael Correa o Evo Morales parecen que tienen un régimen de mucho control y fuerza, todo eso es pasajero y ya sean nicaragüenses, venezolanos, bolivianos o ecuatorianos lo que tienen es que prepararse para que cuando ese sistema fracase, en el mediano plazo, se evite la anarquía en sus países.
Por supuesto, al presidente Ortega le incomoda la prensa libre, incluso lo ha manifestado y la eliminaría, de no saber que habría una fuerte reacción si adoptara esta decisión.
Entonces deducimos que aunque nos imponga presiones, el hecho de permitir la existencia de  medios independientes es algo que definitivamente le conviene por imagen hacia el exterior.
 Más allá de esto, es preciso señalar que mientras Caracas sostenga económicamente al régimen, habrá Daniel Ortega por un buen tiempo.

Valorar noticia

Comentarios