El caos ya se propagó a varias provincias argentinas

Saqueos y acuartelamiento policial causan ocho muertos

Al menos dos personas fallecidas no tenían relación con robos. Hay unos 200 heridos después de desmanes ocurridos en decenas de supermercados y comercios.
martes, 10 de diciembre de 2013 · 22:26
EFE  / Buenos Aires
Los violentos saqueos y disturbios iniciados en la ciudad argentina de Córdoba hace una semana se extienden ahora por gran parte del país y dejan ocho muertos, en medio de las protestas de policías que reclaman un aumento salarial.
Numerosos negocios de Resistencia, la capital provincial del Chaco (norte), amanecieron ayer con sus vidrieras rotas, estanterías vacías y suelos cubiertos de mercancías descartadas, después de los saqueos colectivos en los que fallecieron dos personas, entre ellas un subcomisario de la Policía, informó el gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff.
Aseguró que otras dos víctimas reportadas por los medios de comunicación no tenían relación directa con los robos. La escena se repitió también en las provincias norteñas de Tucumán, donde se registraron otras dos víctimas fatales, y en Jujuy, con un fallecido. El auge de los saqueos y el conflicto policial han empañado el trigésimo aniversario de la democracia ininterrumpida en Argentina, que se celebró ayer, y líderes opositores pidieron suspender los festejos públicos.
En un comunicado, el diputado opositor Ricardo Alfonsín, hijo del fallecido expresidente argentino Raúl Alfonsín, propuso "ante la gravedad de la situación” dejar los actos conmemorativos "para una mejor ocasión”. "Hoy (ayer) festejamos algo que deberíamos haber postergado por respeto a lo que está pasando en el país”, se sumó también el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri. Policías de hasta 17 provincias se han acuartelado en los últimos días, animados por el alza salarial obtenida por sus compañeros de Córdoba.
En medio de una fuerte conmoción social por saqueos que dejaron un muerto, unos 200 heridos y más de un centenar de detenidos, las autoridades cordobesas elevaron el sueldo básico de los agentes a 8.000 pesos (1.280 dólares). Otras provincias con uniformados sublevados han pactado también subidas salariales de hasta el 50% para que los policías regresen a las calles, como Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro y Chubut, entre otras.

La Conferencia Episcopal Argentina llamó  a "deponer actitudes que comprometan la seguridad y la paz social”, y señaló que "no hay que negar los problemas sino asumirlos y encaminarlos a través de un diálogo sincero y constructivo”.  Lamentó que el conflicto haya  creado  orfandad.

Provincias en  crisis
Antecedente Los hechos de violencia comenzaron el 3 de diciembre en Córdoba y luego  se expandieron a  Buenos Aires, Neuquén, San Juan, Catamarca, Río Negro, Entre Ríos, La Rioja, Santa Fe, Jujuy, Tucumán, Corrientes, Chaco y Chubut.
 Huelga La noche del lunes al martes fue la de mayor violencia desde que se desató este estallido social, que aprovechó las huelgas de policías.

Policías de Santa Fe rechazan un bono especial

El conflicto policial prosigue en la provincia de Santa Fe, 400 kilómetros al norte de Buenos Aires, donde los efectivos acuartelados rechazaron una bonificación especial de 2.000 pesos para fin de año (769 dólares) y una suma similar en enero.
Gendarmería Nacional trasladó alrededor de 3.000 efectivos a Rosario, sur de Santa Fe, una de las ciudades más violentas del país a causa del narcotráfico.
"En algunas provincias las fuerzas de seguridad tienen un sueldo básico que está por debajo del sueldo mínimo y el deterioro salarial es notorio”, declaró Claudio Lozano, titular del bloque Unidad Popular de centro izquierda.
La Conferencia Episcopal Argentina solicitó ayer "deponer actitudes que comprometen la seguridad y la paz social” y mencionó la existencia en el país de una situación de "orfandad ciudadana”.
"No hay que negar los problemas sino asumirlos y encaminarlos a través de un diálogo sincero y constructivo, que es expresión de pertenencia y amistad social”, propuso el monseñor José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.
El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, convocó a los presidentes de todos los bloques parlamentarios para reafirmar "el respaldo a la institucionalidad democrática” ante "los conflictos policiales y los saqueos existentes en el país”.
 El Gobierno argentino denunció el lunes que los saqueos respondían al objetivo de desestabilizar a la actual administración de Cristina Fernández.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

60
1

Comentarios