Bachelet y Matthei cerraron campaña

Demandas sociales marcarán próximo gobierno de Chile

La clase media demanda un Estado más fuerte y protector, educación y salud.
viernes, 13 de diciembre de 2013 · 20:46
AFP / Santiago
Si, como se espera, la exmandataria socialista Michelle Bachelet gana el balotaje mañana  en Chile ante la derechista Evelyn Matthei, tendrá que afrontar demandas sociales y un debate para cambiar la Constitución Política del Estado heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.
Las multitudinarias protestas de los estudiantes en 2011 abrieron paso a una particular primavera de la clase media chilena, que demanda un Estado más fuerte y protector, junto a educación y salud públicas gratuitas y de calidad.
Pero no se trata de derribar todo, sino de corregir las iniquidades de un sistema económico y político que cosecha elogios pero que arrastra una enorme desigualdad social.
"Es una demanda para construir un sistema político y económico que apunte más hacia la inclusión. No es gente que dice botemos (eliminemos) el sistema, es gente que dice: yo quiero participar en este sistema”, señala a la AFP Robert Funk, politólogo de la Universidad de Chile.
El anhelo de cambio ocurre en una sociedad con un fuerte desencanto con la política y en la que la mitad del electorado no concurrió a votar en la primera vuelta del 17 de noviembre, cuando Bachelet se impuso holgadamente por un 46,6% de los votos, aventajando por 21 puntos a Matthei, que obtuvo el 25,1%.
Bachelet propone reformas al sistema educativo y tributario y un cambio de Constitución, en busca de corregir el modelo económico y político legado de la dictadura de Pinochet (1973-1990), mientras que Matthei apunta a una continuidad "que no destruya lo construido”.
El nuevo gobierno deberá "consolidar un programa de reforma en áreas sensibles hoy en Chile, como el cambio del sistema electoral, la superación de la Constitución de 1980, y la modificación del sistema de vetos que existe para hacer reformas de gran envergadura”, señala a la AFP Marcelo Mella,  politólogo de la Universidad de Santiago.
La composición del nuevo Congreso, elegido en paralelo a la primera vuelta, le otorga a Bachelet mayoría simple en ambas cámaras en caso de resultar electa, pero le falta la mayoría de dos tercios para cambiar la Constitución Política del Estado.
 El quórum es deliberadamente alto y fue establecido por la dictadura precisamente para limitar los cambios.
"Un futuro gobierno que pretenda terminar con un buen nivel de adhesión e influir sobre la continuidad en una próxima elección tiene por lo menos que animar o gatillar la discusión sobre la superación de la Constitución de 1980”, asegura Mella. Bachelet dispone de fuerza parlamentaria para su reforma tributaria que busca recaudar el 3% del PIB a través del aumento del impuesto a las empresas.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias