Madiba descansará para siempre en el “paraíso de su infancia”

Mandela volvió a su pueblo, Qunu, donde será sepultado

Alrededor de 50.000 personas asistirán hoy al funeral en la propiedad de la familia. Asistirán decenas de dignatarios extranjeros, principalmente africanos.
sábado, 14 de diciembre de 2013 · 19:45
El cuerpo de Nelson Mandela llegó  ayer por la mañana a Qunu, el pueblito de su infancia en el que será enterrado hoy, una semana y media después de su muerte y de recibir el tributo de miles y miles de sudafricanos. 
"Es real, es triste, se acabó, eso es todo”, exclamó Koleka Mkukwana, una muchacha de unos 20 años, al ver pasar el coche fúnebre de Mandela por la entrada de Qunu. 
El coche que transportaba el féretro llegó a Qunu, donde cientos  de  personas esperaban a ambos lados de la carretera para rendir un último tributo a Mandela, fallecido el 5 de diciembre a los 95 años. 
"Va a descansar en paz. Ahora nos corresponde a nosotros unirnos”, dijo Phatwe Maxsiswa, de 32 años. "Estoy muy orgulloso de vivir en Qunu, la tierra de Mandela”, dijo a la AFP Alí Hamad, de 23 años, un paquistaní que agitaba una banderita sudafricana y que pertenece a una de las pocas familias inmigrantes de este pueblo de varios miles de personas. 
El viaje a Qunu desde Pretoria, donde unas 100 mil personas desfilaron en tres días por la capilla ardiente, era la última oportunidad de los ciudadanos de estar cerca de Mandela antes de su entierro. 
"Cuando sea vieja, quiero que pueda explicar la historia de Rolihlahla llegando al aeropuerto”, explicó Pamela Timakwe, de 35 años -usando el nombre en lengua xhosa de Mandela-, que trajo también a su hija de ocho, Hlumile.
 El entierro
Los funerales de hoy comenzarán con un acto de dos horas en el que se espera la asistencia de unas 50.000 personas, aunque el entierro, en la propiedad de la familia en Qunu, será estrictamente privado, cerrado a la prensa y al público. 
El cuerpo de Mandela salió a mediodía de la base área Waterkloof de Pretoria en un avión militar escoltado por dos cazas y llegó a Mthatha dos horas después. En el aeropuerto de Mthatha fue recibido con el himno nacional mientras su viuda, Graça Machel, y su anterior esposa, Winnie Mandela, se consolaban mutuamente. 
Hoy, las formalidades y el protocolo del Estado darán paso a los ritos tradicionales de la etnia xhosa, que incluyen el sacrificio de un buey. Las exequias del Premio Nobel de la Paz estarán supervisadas por los ancianos del clan y tendrán lugar en la hacienda de la familia. El sacrificio del animal -recurrente en momentos señalados de la vida- será parte crucial del evento. 
La ausencia de Tutu  
Al entierro asistirán decenas de dignatarios extranjeros, principalmente africanos, pero también de otros lugares, como el ex ministro de Relaciones Exteriores francés Alain Juppé, o el activista por los derechos civiles estadounidense Jesse Jackson. Sin embargo, tendrá su propia polémica, una más en la serie que ha afectado a los nueve días que se llevan de duelo. 
El falso intérprete de lenguaje de signos asignado al discurso del presidente estadounidense Barack Obama el martes, o los abucheos a su par sudafricano Jacob Zuma en el mismo lugar, el estadio Soccer City de Johannesburgo, han ocupado muchas portadas.
Y es que el ex arzobispo anglicano y Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, a menudo crítico con el Gobierno sudafricano, no asistirá al entierro de su amigo y compañero porque no fue invitado. 
"Aunque me habría encantado asistir a la ceremonia para dar un último adiós a alguien a quien quise y aprecié, habría sido poco respetuoso con Tata colarse en algo que está planificado como un funeral privado de la familia”, dijo en un comunicado. "Si mi oficina o yo mismo hubiéramos sido informados de que yo era bienvenido, no me lo habría perdido por nada en el mundo”, añadió.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios