Ayer se celebró el Día de la Reconciliación que recuerda el apartheid

Sudáfrica inauguró una estatua gigante de Nelson Mandela

Es la escultura más grande del mundo, pesa 4,5 toneladas de bronce y nueve metros de altura. Fue erigida en honor a su lucha por la libertad, la igualdad y el perdón.
lunes, 16 de diciembre de 2013 · 22:37
AFP y EFE / Johannesburgo
 El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, inauguró ayer en Pretoria una estatua de Nelson Mandela de nueve metros de altura, un día después de que el exmandatario fuera enterrado en su pueblo de Qunu (sureste del país) y en una jornada en la que los sudafricanos celebraron el Día de la Reconciliación.    

 Un Mandela sonriente y con los brazos abiertos en señal de conciliación, de 4,5 toneladas de bronce y nueve metros de altura, se presentó como la escultura más grande del mundo dedicada al ícono de la lucha contra el apartheid.
 
La enorme estatua es  obra de los artistas sudafricanos Andre Prinsloo y Ruhan Janse van Vuuren.
La figura, esculpida en bronce, se erige en los jardines de los Union Buildings, la sede del Gobierno sudafricano en la capital, que la semana pasada albergó la capilla ardiente con los restos del exmandatario.
El homenaje
"Estamos contentos de estar  aquí. Se darán cuenta de que, en todas las estatuas que se han hecho de Madiba (nombre popular del expresidente), él levanta un puño (...)”, afirmó Zuma, ante varios familiares de Mandela y dignatarios sudafricanos.
"Ésta es diferente a otras muchas. Él alza sus manos. Él está abrazando a toda la nación”, subrayó el Jefe de Estado.
La celebración del Día de la Reconciliación, que conmemora el fin del régimen racista del apartheid, se celebra cada 16 de diciembre desde 1994.
Mandela recibió  sepultura el domingo pasado en Qunu, la aldea donde pasó su infancia, tras un funeral de Estado al que asistieron unas 5.000 personas, entre ellas varios  jefes de Estado.
El entierro puso fin a 10 días de duelo nacional declarados tras la muerte del expresidente, que falleció el pasado 5 de diciembre a los 95 años en su casa de Johannesburgo.
Las portadas de la prensa estaban totalmente dedicadas a la sepultura del primer presidente negro del país: "Adiós a un rey. Descanse en paz”, "Por fin en su hogar” o "El último viaje” eran algunos de los titulares dedicados a la despedida de Mandela.
Esta inauguración "marca el inicio de un nuevo periodo, dedicado a dar vida a la herencia de Madiba”, dijo Mac Maharaj, portavoz de la Presidencia.
Los combates que Mandela libró durante su vida fueron múltiples, desde la lucha por la libertad, la igualdad y la paz, hasta el perdón y contra las injusticias sociales y económicas.

En la inauguración estaban presentes cientos de mandatarios y anónimos, negros y blancos, como Erna Laubscher, una afrikaner descendiente de colonos blancos que acudió con su hermana para "comulgar con el resto de la población y festejar la libertad con ellos”.

La Sudáfrica después  de Mandela

Situación 20 años después de la llegada de la democracia multirracial, sigue habiendo desigualdad y pobreza, lo que alimenta la incomprensión entre los negros -mucho más pobres a pesar de la emergencia de una clase media y opulenta- y los blancos ,que siguen poseyendo el poder económico. Unas 100 mil personas visitaron la capilla ardiente.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias