El ataque dejó otros cinco fallecidos y más de 50 heridos

Muere un exministro libanés en un atentado en Beirut

Mohamad Chatah era una destacada figura opuesta al régimen sirio de Bachar al Asad.
viernes, 27 de diciembre de 2013 · 23:37
AFP / Beirut
Un coche-bomba mató ayer en Beirut a un consejero del exprimer ministro libanés Saad Hariri, hostil al régimen sirio, marcando una nueva escalada de violencia en ese país dividido entre partidarios y opositores de Damasco.
En el atentado perdió la vida Mohamad Chatah, una de las figuras más destacadas de la coalición 14 de Marzo opuesta al régimen sirio y liderada por Hariri, quien acusó a Hezbolá y a Damasco del ataque que dejó otros cinco muertos y más de 50 heridos, según el Ministerio de Sanidad.
El movimiento chiita libanés Hezbolá reaccionó calificando el atentado de "intento repugnante de dañar la estabilidad y la unidad nacional que sólo beneficia a los enemigos de Líbano”.
El régimen sirio desmintió cualquier implicación y denunció "acusaciones erróneas y arbitrarias” que tienen su origen en el "odio político”.
"Una Siria unida y pacífica con Asad (Bachar) ya no es posible (...) Irán y Hezbolá tienen que ser conscientes de esto más que nadie”, escribió en su blog el 5 de septiembre Chatah, novena personalidad libanesa crítica con el régimen de Damasco y Hezbolá en ser asesinada desde 2005.
El presidente de Líbano, Michel Sleiman, y el primer ministro saliente, Najib Miqati, se refirieron a Chatah como una "personalidad moderada”.
 Repudio internacional
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, está "muy preocupado por los actos recurrentes de terrorismo en Líbano que plantean una auténtica amenaza para la estabilidad del país y la cohesión nacional”, según el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.
Arabia Saudita condenó "firmemente” el "escandaloso ataque terrorista” y Catar denunció un "acto criminal contrario a todos los valores humanos”.
Los embajadores de Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña, países que apoyan a la coalición del "14 de Marzo”, acudieron al lugar del atentado. Angelina Eichhorst, embajadora de la Unión Europea en Líbano, consideró que este asesinato es "un mensaje contra la moderación”.
En el momento del atentado, Chatah, de 62 años, que también fue ministro de Finanzas y embajador en Washington, se dirigía a casa de Saad Hariri, ausente del país desde 2011 por motivos de seguridad, donde debía celebrarse una reunión de la coalición.
La poderosa explosión arrasó una de las arterias del centro de Beirut, considerada como una de las zonas más seguras de la capital y muy frecuentada durante las fiestas. Periodistas de la AFP vieron al menos cuatro cadáveres en la calle, sangre en las aceras, coches calcinados y una decena de edificios con los cristales reventados.
Casado y padre de dos hijos, Chatah estaba considerado como el representante de Hariri en Líbano.
 
La carga  explosiva
Coche-bomba El fiscal general interino ante el Tribunal de Casación, Samir Hamud, que se trasladó al lugar de la explosión, precisó que el vehículo portaba una carga de entre 50 y 60 kilos de explosivos.
Destrozos Según pudo constatar EFE, el vehículo quedó reducido a un amasijo de hierros, mientras que las calles y los edificios cerca del lugar donde se produjo la explosión estaban sembrados de cristales y hierros.
   Violencia  La seguridad se ha deteriorado en el Líbano desde el inicio de la crisis siria, en marzo de 2011, con un aumento de los enfrentamientos sectarios y asesinatos.

 

 


   

60
1

Comentarios