Al menos seis personas fallecieron por la histórica ola de calor

Buenos Aires decreta asueto público por crisis energética

Las oficinas públicas permanecieron cerradas ayer en Buenos Aires y los emblemáticos neones de la avenida Corrientes se mantienen apagados para ahorrar.
lunes, 30 de diciembre de 2013 · 22:36
Agencias / Buenos Aires
 El gobierno de Buenos Aires, Argentina, solicitó a los trabajadores del sector público a quedarse en casa en un esfuerzo por ahorrar electricidad de cara a la crisis energética ocasionada por la peor ola de calor en 40 años, informó ayer la cadena BBC.
Al menos seis personas han fallecido por la histórica ola de calor y, ayer, miles de vecinos de Buenos Aires seguían  sin luz y protestando en las calles por los cortes que en algunos casos llevan ya dos semanas, mientras crece el enfrentamiento entre el gobierno federal y la alcaldía por las responsabilidades.
Desde hace 15 días, Buenos Aires y sus alrededores son un gigantesco horno con temperaturas pico de 38 grados centígrados en el día y poco menos en la noche.
Bajo el sol agobiante y especialmente al caer la noche, centenares de vecinos protestan en las calles haciendo sonar cacerolas y quemando llantas de automóviles para impedir el paso de vehículos en distintos barrios de la capital y su periferia sur.
 
"Me desperté y no tenía luz, entonces no tenía agua para bañarme y no podés vivir sin agua. Todo era muy estresante y al final decidimos con mi mujer irnos a la casa de un familiar”, dijo a la AFP Martín Farao (43 años), empleado y vecino del barrio de Caballito.
El hombre se manifestó partidario de que, de continuar, los cortes sean programados "para poder organizarnos, sobre todo en el caso de personas ancianas”.
Caballito era un barrio de casas bajas donde en los últimos años se construyó una gran cantidad de edificios, sin adaptar la red de agua y luz a la nueva demanda. Imágenes de televisión transmitieron cómo una anciana con  los ojos llorosos se reencontraba con su hija en la acera luego de estar tres días sin poder salir de su departamento de un piso 20 de una torre ubicada en el barrio de Boedo, de donde la socorrieron los bomberos.
La noche del domingo se batió un nuevo récord de consumo de electricidad.
No se trata de apagones de gran dimensión, sino de cortes puntuales que pueden incluir un grupo de viviendas en una o varias cuadras.
 En medio del creciente malhumor, los gobiernos nacional y la alcaldía de la capital entrecruzan acusaciones. "La responsabilidad primaria y principal por los problemas en el suministro de energía es de las empresas” Edenor y Edesur, señaló el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, en una rueda de prensa.

Para el gobierno de la presidenta Cristina Fernández, el problema no está en la generación, sino en la red de distribución, porque desde la privatización de 1992 no se han hecho las inversiones necesarias.

La generación  de electricidad
Explicación Para Emilio Apud, ingeniero y exsecretario de Energía, el problema es de generación y transmisión. "Se supo mejorar la parte de generación de electricidad, pero no hay mejoras en distribución. Creo que el 20% del problema corresponde a la generación y el 80% a la red de distribución”, dijo.
 Tarifas En 10 años la tarifa aumentó 140%, pero la demanda creció 65% y el costo de distribución aumentó mucho más. El Gobierno subsidia  las tarifas de todos los servicios. Una familia de clase media, por un departamento de 140 metros cuadrados, paga una factura de luz bimestral de 68 dólares.

 

 


   

60
1

Comentarios