Pietro Parolin, saliente nuncio de Venezuela y futuro secretario de Estado del Vaticano

Cardenal dice que celibato no es dogma

El purpurado italiano abrió uno de los temas polémicos de la Iglesia Católica a una discusión.
jueves, 12 de septiembre de 2013 · 20:14
Agencias / Caracas
 El recién designado secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, saliente nuncio de Venezuela, estimó que el celibato "no es un dogma de la Iglesia” y, de hecho,  es un precepto que se puede y debe  "discutir”.
Así lo publica el diario caraqueño El Universal en una entrevista  citada por AFP.
  El celibato "no es un dogma de la Iglesia y se puede discutir porque es una tradición eclesiástica” , dijo Parolin, al admitir que este debate es un "desafío” para el papa Francisco, quien lo designó el 31 de agosto como número dos del Vaticano.
"El esfuerzo que hizo la Iglesia para estatuir el celibato eclesiástico debe ser considerado. No se puede decir, sencillamente, que pertenece al pasado. Es un gran desafío para el Papa y todas esas decisiones deben asumirse como una forma de unir a la Iglesia Católica, no de dividirla”, agregó, en la entrevista.  
 "Hay que tomar en cuenta, a la hora de adoptar decisiones, estos criterios (la voluntad de Dios, historia de la Iglesia), así como la apertura a los signos de los tiempos”, opinó el próximo secretario de Estado, quien asumirá funciones el 15 de octubre en reemplazo del controvertido Tarcisio Bertone.
Parolin, nacido en la región de Véneto (noroeste de Italia), también consideró que los cambios en el Vaticano, como promueve el Papa, se pueden lograr con un "espíritu democrático” y "una conducción colegiada de la Iglesia donde puedan expresarse todas las instancias”.
"Siempre se ha dicho que la Iglesia no es una democracia. Pero es bueno, en estos tiempos, que haya un espíritu más democrático en el sentido de escuchar atentamente y creo que el Papa lo ha indicado como un objetivo de su pontificado. Luego le correspondería a él tomar una decisión contundente”.
 
Diplomático experto
El cardenal Parolin es un diplomático con experiencia que además conoce perfectamente cómo funciona la Curia Romana, pues entre 2002 y 2009 fue subsecretario de la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado.
El arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, recordó  que Parolin lideró en esa condición "duras negociaciones para la Iglesia”  con Vietnam, China y Rusia, y que en Venezuela, "aunque ha tenido una actitud discreta y prudente, ha jugado un papel muy importante en el proceso de acercamiento entre la Iglesia y el Gobierno del expresidente Hugo Chávez Frías”.
 Las relaciones del Gobierno de Hugo Chávez con la Iglesia Católica fueron difíciles durante gran parte de los 14 años de su gestión, señala EFE.  
Éstas alcanzaron el punto máximo de tensión en 2010, cuando casi se llega a la ruptura una vez que llamó "cavernícolas” a los prelados del país y ordenó la revisión del tratado bilateral que le concede a la Iglesia diversos privilegios históricos.  
En aquel entonces, Parolin afrontó la crisis con solvencia. A tal punto que el entonces papa Benedicto XVI le felicitó.

"Aquélla fue su prueba de fuego y la superó. De modo que ante un proceso de reforma profunda en la administración de la Iglesia es muy significativo que Francisco lo tenga a su lado”, opina el vaticanista Marco Politi.

 Reforma de  Curia está en marcha

La renovación de la Curia Romana adelantada por el papa Francisco está definitivamente en marcha.
 Esta reforma se realizará en dos fases. Una primera, con cambios significativos de personas, y una segunda fase en la que  activará el cambio de las estructuras de la maquinaria curial vaticana. "Para reducirla, redimensionarla y hacerla más eficaz y, sobre todo, al servicio del Papa, no de sí misma”, señala L’Osservatore Romano.  
"Habrá noticias en Roma y muy pronto. Sorpresas y gordas en los centros de poder. Se esperan grandes cambios”, confía un curial romano con muchos años de experiencia en el gobierno de la  Santa Sede.
La reforma de la Curia es un objetivo que une profundamente a los dos papas. Benedicto XVI siempre quiso reformarla, sin conseguirlo.
Quizás, como dijo en su renuncia, por "falta de fuerzas físicas y espirituales”. Hay quien dice en Roma que es "una de las asignaturas pendientes de su pontificado de la que más se arrepiente”.
En todo caso será Jorge Bergoglio el encargado de llevarla a cabo, no sin la resistencia del ala más conservadora de la Iglesia que representaba Tarcisio Bertone. Por eso el Papa lo relevó del cargo, para poner a alguien de confianza.

 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias