La primera potencia mundial afronta un remezón político

EEUU pasa de la guerra en Siria a la batalla por el presupuesto

El Consejo de Seguridad de la ONU frenó la iniciativa militar del presidente Barack Obama.
sábado, 28 de septiembre de 2013 · 18:59
José M. Sanz /  Washington
En exactamente un mes la primera potencia mundial, Estados Unidos, pasó de amenazar con un ataque militar a Siria  a temer por una crisis en el Congreso que puede paralizar el Gobierno.   
En cuatro semanas, el presidente Barack Obama vio cómo su iniciativa belicista en Siria para derrocar a Bashar al Asad quedaba en nada cuando el viernes el Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad el desarme químico de Siria, en función del acuerdo entre Washington y Moscú que no incluye una acción militar. Al menos no inminente.
Sin embargo, Barack Obama hizo una lectura diferente.
"Sinceramente, dudo de que hubiéramos llegado a este punto, de no haber existido la amenaza creíble de una acción por parte de EEUU como respuesta a la horrible tragedia que tuvo lugar el 21 de agosto, en la que más de mil personas murieron por armas químicas, incluidos más de 400 niños”, afirmó  el propio Obama  con la perspectiva de un conflicto armado alejándose en el horizonte.
El frente doméstico
Mientras el panorama del frente foráneo se aclaraba, Obama volvió a dirigir el foco hacia su prioridad nacional, el restablecimiento de la economía y la reconstrucción de la clase media, pero se topó enseguida con la total oposición de un Partido Republicano que no está dispuesto a darle ninguna tregua.
En menos de tres días, el Gobierno federal dejará de tener dinero suficiente en la caja para seguir funcionando, y apenas 15 días después el país habrá alcanzado su techo de endeudamiento.
Lo que en otras circunstancias habrían sido dos trámites parlamentarios casi rutinarios -la aprobación de un presupuesto temporal y la elevación del límite de la deuda pública- se convirtió en pretexto para una batalla partidista que puede llevar a EEUU, por primera vez en su historia, a la suspensión de pagos.
Esta vez el castigo republicano, promovido por los radicales del Tea Party, es muy serio, porque condiciona sendos acuerdos sobre el presupuesto y la deuda a la supresión de los fondos para la reforma sanitaria, cuya aplicación entrará el martes en una fase, definitivamente,  decisiva.

La reforma sanitaria de 2010, que pretende extender la cobertura médica a casi 40 millones de estadounidenses carentes de seguro, es el mayor logro de Obama y cualquier intento de hacerla descarrilar va a ser combatido por los demócratas con uñas y dientes. "Déjenme repetirlo: eso no va a ocurrir”, dijo Obama, aunque sabe que la batalla no ha hecho más que empezar. (EFE).

 

 En  Washington
 Pugna La oposición republicana estadounidense, mayoritaria en la Cámara de Representantes, decidió ir al choque con el presidente Barack Obama y los demócratas en el debate sobre el presupuesto, tres días antes de un eventual cierre del Estado federal.
   Rechazo  John Boehner, presidente de la Cámara, anunció que rechazaba un complejo  proyecto de ley de finanzas adoptado  por el Senado, donde los demócratas cuentan con mayoría.
Reforma Si bien  se evitaría con el  plan presupuestario  el  cierre temporal del Gobierno federal, se retrasaría un año  la entrada en vigor de la reforma sanitaria, el Obamacare.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios