Es el candidato del Partido Nacional en las presidenciales de Uruguay

Lacalle Pou, el joven político que desafía a la izquierda uruguaya

Con un estilo de vida opuesto al del presidente Mujica, celebrado por su manifiesta austeridad, Luis Lacalle defiende su decisión de vivir en un barrio privado.
martes, 21 de octubre de 2014 · 21:51
AFP / Montevideo
 Con 41 años y un discurso   que clama por renovar la envejecida dirigencia política  uruguaya, Luis Lacalle Pou  protagonizó el ascenso político más vertiginoso de las últimas décadas, hasta pelear palmo a palmo con la izquierda gobernante por el sillón presidencial en Uruguay.
En menos de un año, Lacalle logró escalar hasta quedarse con la interna de su fracción, el centroderechista Partido Nacional, y en los últimos meses consolidó su posición hasta poner por primera vez en una década en peligro la hegemonía del Frente Amplio (FA, izquierda) y de su candidato y favorito, el exmandatario Tabaré Vázquez.
 Abogado y 33 años más joven que Tabaré Vázquez, el candidato dejó atrás el estigma de ser "el hijo” del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995), y con el auspicio de su madre y exsenadora (2000-2005), Julia Pou, llegó a la Cámara de Diputados con apenas 26 años.
"Mi madre es mi debilidad”, comentó el candidato en una entrevista con La Diaria, mientras que sobre su célebre padre -que se mantuvo al margen de la candidatura presidencial de su hijo- señaló: "Obviamente tengo muchas coincidencias y también tengo cosas diferentes. Somos hijos de distintas épocas”.
Y es que Lacalle Pou es parte de una de las familias más tradicionales de la política uruguaya: hijo de un expresidente y bisnieto del principal caudillo del PN, Luis Alberto de Herrera (1873-1959), el candidato apostó a desmarcarse desde sus inicios de sus orígenes denominando a su sector político "Aire fresco”.
Un surfista en carrera
"Lo que está bien lo vamos a mantener y lo que está mal lo vamos a cambiar”, es la consigna de quien asegura que hay una "emergencia educativa y en seguridad humana”, y que propone eliminar los asentamientos clandestinos  (favelas) y bajar sensiblemente el gasto público.
Con un estilo de vida opuesto al del popular José Mujica, celebrado en el mundo por su manifiesta austeridad, Lacalle defiende su decisión de vivir en un barrio privado en la periferia de Montevideo junto a su esposa y sus tres hijos.   
"Obviamente no me convence la forma de ser de Mujica, ni la apelación a determinada forma de conducirse. Creo que lo que él hace es achatar determinadas cosas, reducirlas, minimizarlas, y me parece que no genera un estímulo a ser mejor”, comentó el candidato nacionalista en entrevista con Montevideo Portal.
Indiferente a las críticas, Luis Alberto transita la campaña con una amplia sonrisa, con un discurso que evita las confrontaciones y se aleja de las discusiones ideológicas, y haciendo alarde de la destreza física que forjó gracias a su amor por el deporte, en particular por el surf.
El legislador reconoció en la entrevista que "hace tiempo” que no practica surf, pero advierte que le "encantaría seguir surfeando, es una forma de sentirme pleno y recargar las baterías”.
Jugó a fútbol, a rugby y compitió en natación, una cultura deportiva que quedó en evidencia cuando en una gira por el interior se colgó a un poste quedando horizontal al piso.
Su destreza generó el rechazo de sus detractores por considerarlo un tiro por elevación a la edad de Vázquez.
En respuesta, Lacalle Pou, con ironía, pidió perdón "por la alegría que le ponemos a este trabajo en conjunto por el país”.
 Con tres legislaturas consecutivas en el Parlamento, Lacalle Pou presentó en 2010 un proyecto de ley que buscaba despenalizar el autocultivo de marihuana, documento que naufragó por falta de apoyo parlamentario.  

El político rechaza, sin embargo, la ley promovida por el presidente Mujica y aprobada en diciembre de 2013 que reguló el mercado de marihuana, permitiendo con límites el autocultivo y los clubes de membresía, y prevé en breve la venta en farmacias de la sustancia.

Uruguay aprovechó contexto económico
 El ministro de Economía de Uruguay, Mario Bergara, subrayó  que se aprovechó la época de bajas tasas de interés globales "para poner la casa en orden” sabiendo que ese contexto "no iba a durar toda la vida” y destacó que pese a la desaceleración de Latinoamérica el país crecerá a un ritmo razonable en los próximos años.
En una entrevista con EFE en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que la posición de los países ante el   inicio de la normalización de la política monetaria en EEUU, con la primera subida de tipos de interés esperada para el próximo año, "dependerá de lo que cada uno hizo antes”.
"Nuestro diseño de políticas entendía que la expansión monetaria, el dólar débil, no iba a durar para toda la vida. Aprovechamos para poner la casa en orden”, afirmó el ministro. Las previsiones para Latinoamérica del FMI pronostican una notable

En clave electoral
 Mieres  El candidato del Partido Independiente, Pablo Mieres, se presenta como el representante de "la otra izquierda” y podría tener en sus manos la llave de la gobernabilidad si el oficialista y favorito Frente Amplio (FA) no logra la mayoría parlamentaria en las elecciones del 26 de octubre.
  Bordaberry  Pedro Bordaberry, experimentado político, pugnará en estas elecciones con la inseguridad pública como bandera para que el Partido Colorado vuelva a ser protagonista en la política nacional. Tiene una   clara y en ocasiones desafiante propuesta política enfrentada con el oficialista Frente Amplio. 

Los partidos políticos comparten compositor

Rodrigo García / Montevideo
 Podrán discrepar en el Parlamento o durante la campaña electoral, pero los partidos políticos uruguayos, que se enfrentarán en las urnas el próximo 26 de octubre, encontraron un punto de entendimiento gracias a la música, "compartiendo” al mismo compositor de sus melodías e himnos electorales.
Y es que las notas musicales que acompañan al "Somos hoy, somos ahora” del Partido Nacional (PN), el "Que no se detenga, no dejes de soñar” del Frente Amplio (FA) y el "Vamos a vivir en paz, vamos a soñar despiertos” del Partido Colorado (PC), son obra, casi en exclusividad, de Gonzalo Moreira, un veterano productor musical residente en Montevideo.
"Cada uno tiene lo que quiere y se conforma. No se quejan”, reconoció el músico, creativo desde hace años en campañas electorales y que en 2014 consiguió hacer coincidir en su catálogo los himnos de los tres partidos con mayor representación parlamentaria.
Eso sí, Moreira, que formó parte en las décadas de los años 70 y  80 de los grupos uruguayos Rumbo y Canciones Para no Dormir la Siesta, aseguró no haberse dejado llevar nunca por sus convicciones políticas a la hora de trabajar. "Hay que distanciarse de eso”, recalcó el compositor.
Una joven tarareando suavemente por la calle, una furgoneta electoral con unos cuantos decibelios de más o una peluquera que corta y peina con la radio puesta a su ritmo: son los llamados "jingles” políticos, especialmente populares en este periodo electoral en Uruguay.
Junto a su equipo, Moreira, quien hace más de 20 años que fundó su productora, es muy solicitado por los  políticos. (EFE)

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios