Más del 80% votó a favor de una soberanía plena en una consulta

Cataluña pide a España que valore el “sí” a la independencia

El Gobierno español no da validez legal a la consulta porque no contó con mínimos mecanismos de control como un censo adecuado y una junta electoral.
lunes, 10 de noviembre de 2014 · 20:42
Agencias / Barcelona
 La cifra del éxito: 2,25 millones de votos en la consulta popular soberanista realizada en Cataluña el 9 de noviembre. En urnas de cartón, sin aval legal, ni garantías propias de un proceso electoral. Pero votos cívicos y festivos, de protesta y reivindicación. Una movilización sin precedentes que marca un punto de no retorno político en las relaciones entre la Generalitat (Gobierno Autónomo Catalán) y el Gobierno central.

Las colas ante los 1.317 puntos de participación, repartidos en 942, con 6.965 mesas gestionadas por un ejército de 40.930 voluntarios fueron la imagen continua de la jornada. Desde familias hasta votantes noveles de 16 años y nonagenarios. La imagen de un éxito de la sociedad catalana, también bajo la lluvia, y para Artur Mas. El presidente de la Generalitat no se puso las medallas pero carga con ellas. "Estoy dispuesto a seguir sirviendo a Cataluña para que llegue el día lo antes posible de decidir sobre nuestro futuro”, cita el diario catalán La Vanguardia.

Las elecciones  volvieron a flotar en el ambiente y las calculadoras se pusieron en marcha. Los votos de Convergéncia i Unió (partido en el gobierno) y de los partidos soberanistas en los comicios de noviembre del 2012 sumaron 2.100.523. Cifras equivalentes a las del proceso de participación del 9-N, aunque se podía votar a partir de los 16 años.
A todo esto el "sí” a la independencia se situó en el 81,7%.
 La reacción del Gobierno

Sin embargo, el Gobierno español no da validez a estos datos proporcionados por el Ejecutivo catalán, al considerar que el proceso no contó con unos mínimos mecanismos de control, como  un censo electoral o una junta electoral que vele por su limpieza. Además, la votación se celebró pese a que la justicia española la había suspendido, tras haber declarado igualmente ilegal una primera convocatoria del Gobierno catalán que fue considerado un referéndum de autodeterminación, algo que prohíbe la legislación, explica EFE.   

Cataluña, que produce aproximadamente el 20% del PIB español, posee una amplia autonomía con competencias en   sanidad, educación o seguridad y cuenta con un Parlamento y un gobierno propios. La crisis económica y el descontento social exacerbaron el nacionalismo.

Reacción inmediata  
Diálogo   El presidente de la Generalitat, Artur Mas, emplazó nuevamente al Presidente español a que encare "de manera definitiva la cuestión catalana” reclamando un "referéndum definitivo”.
Respuesta  El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "tomó nota” de la consulta popular catalana aunque insistió en su inutilidad.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios