El aparato de la compañía TransAsia perdió altura vertiginosamente

Un avión se precipita en un río y deja un saldo de 31 muertos

La Administración de Aviación Civil prohibió a la aerolínea realizar vuelos con aparatos del modelo siniestrado y comenzó a revisar los motores de las aeronaves.
miércoles, 4 de febrero de 2015 · 21:05
   Francisco Luis Pérez / Taipei
 El siniestro de un avión de la compañía taiwanesa TransAsia ayer  en Taipei  causó al menos 31 muertos, 15 heridos y 18 desaparecidos, a quienes los equipos de salvamento locales tratan de localizar en el río al que cayó el aparato, informó la aerolínea.
Los equipos de rescate sacaron  la mayor parte del fuselaje del aparato con grúas y recuperaron los últimos cadáveres del interior de la aeronave, por lo que ahora la búsqueda frenética de los desaparecidos se centra en el río Jilong a su paso por Taipei, aunque hay pocas esperanzas de encontrarlos con vida.
El aparato -con 58 personas a bordo, entre ellas cinco tripulantes y dos menores- se precipitó al río tras perder altura por causas desconocidas y golpear un viaducto, pocos minutos después de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.
La Administración de Aviación Civil de Taiwán prohibió a TransAsia realizar vuelos con aparatos del modelo  siniestrado ayer  y la aerolínea comenzó a revisar los motores de todas sus aeronaves ATR, dijo el presidente de la compañía, Chen Xingde, en una esperada  rueda de prensa.
En las operaciones de salvamento,  participaron más de 1.000 efectivos civiles y militares, junto a numerosas lanchas, balsas y helicópteros.
Las autoridades creen que los desaparecidos pueden haber sido arrastrados por la corriente, ya que se encontraron  restos de equipaje hasta a un kilómetro de distancia del lugar del siniestro del vuelo GE235, señaló el director en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung, en otra comparecencia ante la prensa.
"Algunos pasajeros fueron despedidos del avión con sus asientos. Estamos buscando en el río porque algunos fueron arrastrados por la corriente y esperamos hallar supervivientes”, explicó Wu a la agencia EFE. 
Las dos cajas negras -el registrador de datos de vuelo y la grabadora de voz de la cabina- se recuperaron después de bajar la marea y serán analizadas para establecer las causas del accidente, indicó la Administración de Aviación Civil de la isla, citada por los medios de comunicación nacionales e internacionales. 
Era un avión nuevo
Hasta el momento, se desconocen los motivos del siniestro, ocurrido en una zona urbana, bajo condiciones climáticas favorables, con un avión fabricado hace menos de un año y un piloto con más de 4.900 horas de vuelo.
Se sabe que el piloto hizo tres llamadas de socorro a la torre de control del aeropuerto Songshan de Taipei y que el aparato, en lugar de girar inmediatamente hacia el sur después de despegar, voló en línea recta y perdió altura hasta tocar en un paso elevado y un taxi para precipitarse a continuación sobre el río.
En su caída -grabada y fotografiada-el extremo del ala izquierda del aparato impactó con un taxi antes de precipitarse al agua en medio de la conmoción de decenas de testigos. (EFE)

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios