Crisis en el partido de gobierno

El PT de Lula da Silva y Rousseff en su momento crítico

El Partido de los Trabajadores cumple 35 años asediado por los líos de corrupción.
jueves, 26 de marzo de 2015 · 19:44
AFP / Brasilia
 Hace 35 años, en plena dictadura, un Luiz Inácio Lula da Silva de camiseta, jeans y barba negra daba nacimiento, con su firma, al izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) que llegaría al poder en Brasil en 2003 y no lo abandonaría más. Sin embargo,  la épica de su fundación en 1980 parece demasiado  lejana.
El PT es investigado hoy por supuesto cobro de sobornos y lavado de dinero en la megacausa de corrupción que estalló en Petrobras, mientras la economía del país cruje, la popularidad de la presidente Dilma Rousseff se derrite y sus aliados presionan por cuotas mayores de poder.
¿Se trata de cicatrices tras 12 años de gobierno o las consecuencias de una forma de hacer política en Brasil?
Para el profesor Carlos Pereira, de la Escuela de Administración Pública de la  brasileña Fundación Getulio Vargas, "el partido está sufriendo mucho. Un partido socialista que nació con la bandera de la ética y es responsable por el mayor escándalo de corrupción de la historia, es natural que pierda legitimidad”.
En Brasil, ningún presidente logra gobernar sin una consistente base aliada fuerte que le garantice mayoría en el Congreso.
En su primer gobierno (2003-2006), Lula forjó una coalición muy amplia de fuerzas heterogéneas, sin dejar de priorizar a las corrientes internas a la hora de repartir presupuesto y cargos, explicó el académico.
"Con el paso del tiempo, los partidos externos ya no estaban dispuestos a apoyar sin recibir nada a cambio. La corrupción que se desarrolló dentro del Partido de los Trabajadores es fruto de esa decisión de cómo relacionarse con sus aliados”, dijo.
Haber cimentado una estructura multipartidaria creó un vínculo intrincado entre el Ejecutivo y el Congreso. Eso es lo que reflejan los episodios recientes protagonizados por el PMDB (centro), principal socio del PT en el gobierno, que trabó varios proyectos a Rousseff con un ahínco inversamente proporcional a la caída de popularidad de la Mandataria.
De hecho, varios exjerarcas del PT fueron condenados por pagar sobornos a legisladores de la coalición a cambio de votos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios