El régimen avanza en Alepo y ONG denuncia “baño de sangre”

EEUU amenaza con interrumpir su cooperación diplomática si no se detiene la agresión. Rusia sigue determinado a apoyar al régimen.
sábado, 1 de octubre de 2016 · 00:00
 AFP  / Beirut

El régimen sirio avanzó ayer en la asediada ciudad de Alepo, una campaña denunciada como un "baño de sangre” por la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF). 

El avance del ejército sirio coincidía con la degradación de las relaciones entre EEUU y Rusia, que apoyan respectivamente a la oposición y al régimen sirio, al borde de la ruptura sobre este conflicto, que  devastó el país durante más de cinco años y dejó más de 300 mil muertos. 

Washington amenaza con interrumpir su cooperación diplomática y Moscú sigue determinado a continuar su campaña de bombardeos en apoyo al presidente sirio, Bashar Al Asad.  Moscú acusó ayer a Washington de "proteger” a los yihadistas del Frente Fateh al Sham (ex rama siria de Al Qaida). 

En una entrevista a la cadena británica BBC World News, el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, afirmó que Washington "no era capaz” o "no tenía la intención” de instar a la oposición armada moderada a distanciarse de este grupo yihadista. 

En Nueva York, la ONU anunció la creación de una comisión que "determinará los hechos” en torno al ataque a un convoy humanitario el 19 de septiembre en el norte de Siria, donde murieron al menos 18 personas. 

Washington achaca la responsabilidad a Moscú, que lo niega. Más de una semana después de haber anunciado una gran ofensiva para reconquistar la parte rebelde, el ejército sirio progresaba ayer en dos frentes, en el norte y en el centro de la metrópolis, ganando terreno en territorio rebelde. 

El régimen tiene el objetivo de conquistar la totalidad de Alepo, dividida desde 2012 en un sector gubernamental (oeste) y barrios rebeldes (este). En el norte, "tras haber recuperado de manos de los rebeldes el antiguo campamento de refugiados palestino de Handarat, las fuerzas del régimen capturaron ayer el antiguo hospital Kindi” en manos de los insurgentes desde 2013, explicó Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). 

Según esta ONG, al menos 15 personas, entre ellas dos niños, murieron ayer en los bombardeos contra Hellok y otros barrios rebeldes. Entretanto, en el centro de Alepo  se libraban duros combates entre ambos bandos en Suleiman al Halabi, barrio ubicado en la línea de demarcación, según el OSDH. 

Según la agencia oficial Sana, 15 civiles perdieron la vida y 40 resultaron heridos por los cohetes de los rebeldes contra la zona gubernamental. Desde el comienzo de la ofensiva del ejército el 22 de septiembre, los bombardeos  causaron la muerte de 216 personas, entre ellas  más de 40 niños, según el OSDH. 

Por otro lado, desde el 30 de septiembre de 2015, los ataques rusos causaron 9.364 muertos, informó el OSDH. Ese balance incluye a 3.804 civiles, 2.746 combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y 2.814 milicianos de los otros grupos rebeldes e islamistas que luchan contra el régimen de Asad, indicó esta ONG basada en Reino Unido y que cuenta con una amplia red de información en Siria, con fuentes médicas, militares y civiles en el país. Además, unos 20.000 civiles han resultado heridos en los bombardeos rusos.

 

La ONU   cuestiona
  • Comisión  La ONU anunció la creación de una comisión para investigar el reciente ataque a un convoy humanitario que mató a 18 personas. 
  • Investigación  Este grupo investigador  de la ONU "determinará los hechos del incidente” del 19 de septiembre e informará a Ban, quien "decidirá los siguientes pasos a seguir”, dijo la ONU en un comunicado.
  • Revés  El ataque golpeó a un convoy que transportaba ayuda de la ONU y de la Media Luna Roja Siria a 78.000 personas en Orum Al Kubra, en el oeste de la provincia de Alepo. 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1