EEUU: Donald Trump declara la guerra al partido Republicano

Fue duro con los líderes de su partido que lo abandonaron. Dijo que se alegra de que le “sacaran los grilletes” para seguir la campaña “de la manera que yo quiero”.
miércoles, 12 de octubre de 2016 · 00:00
  AFP  / White Plains

Donald Trump declaró la guerra al partido Republicano, acusándolo de torpedear su campaña, y Hillary Clinton reclutó a Al Gore para ganar el voto joven, en las últimas vueltas de una escandalosa campaña por la Casa Blanca. 

Trump tachó de "grosero” al senador John McCain (candidato presidencial en 2008) y de "desleal” a Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, dos de las últimas cabezas del liderazgo republicano en abandonar al magnate, temeroso de que el partido conservador pierda no sólo las llaves de la Casa Blanca, sino el control del Congreso. 

Acusó a los "desleales”  del partido de ser "más difíciles” que Clinton, pero se alegró de que le "sacaran los grilletes” para seguir la campaña "de la manera que yo quiero”. Desde el inicio tenso, la relación  de Trump con dirigencia republicana se deteriora aceleradamente, cuando falta  un mes de los comicios. 

La gota que derramó el vaso fue la difusión de una conversación -grabada en 2005-  en la que Trump se jactaba de su condición de celebridad para abusar sexualmente de mujeres.

El presidente Barack Obama había denunciado como "degradantes” los comentarios de Trump, pero la Casa Blanca le imprimió mayor seriedad al asunto, señalando que las acciones mencionadas por Tump pueden ser equiparadas a una "agresión sexual”. 

El candidato intentó recomponerse durante un hostil debate televisado con Clinton, el domingo.
 
Pero la campaña por los comicios del 8 de noviembre se torna cada vez más difícil, como reconoció el propio Trump ayer, acusando a su propio partido: "Es difícil hacerlo bien cuando Paul Ryan y otros ofrecen cero apoyo”. 

Clinton marcha en una pendiente ascendente: tiene 6,5 puntos de ventaja, según el promedio de sondeos de Real Clear Politics, y lidera en casi todos los estados clave de los comicios. 

La furiosa diatriba de Trump respondía a una teleconferencia en la que Ryan comentó a otros legisladores que ya no podía "defender” al candidato  y que la prioridad del partido  era mantener su control del Congreso.

Algunos aliados son reticentes: el senador republicano de origen cubano Marco Rubio, abucheado en un acto de Clinton en Miami, había condenado los "vulgares” comentarios sobre las mujeres de Trump, pero ayer mantuvo su apoyo al magnate, señalando que discrepa con Clinton "en prácticamente todo”. Trump es "la papa más caliente del Partido Republicano”, escribió Maribel Hastings, del grupo de defensa de los inmigrantes America’s Voice.

La campaña del magnate adoptó un tono agresivo en un anuncio televisivo que pone en duda "la fortaleza” física de Clinton, mostrándola tosiendo y tratando torpemente de subirse a su vehículo cuanto tuvo neumonía el 11 de septiembre. En paralelo, la presión aumentaba para que se difundan otras grabaciones comprometedoras de Trump.

Pero el millonario ya anunció que si otros videos son divulgados, él seguirá hablando de las pasadas indiscreciones sexuales de Bill Clinton, como hizo en el debate del domingo, a donde invitó a cuatro mujeres que acusaron al expresidente y marido de Hillary, algo nunca visto.

La campaña de Clinton parecía dispuesta a explotar el caos interno en las filas republicanas para pujar por lograr un Congreso demócrata, una perspectiva difícil,  no imposible. "Una especie de guerra civil se está desatando en el partido Republicano, pero creo que  Trump no se convirtió en el candidato de su partido por sí solo”, dijo la portavoz de Clinton.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
7