Barriles explosivos alcanzan a un hospital rebelde de Alepo

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) informó que los hospitales M2 y M10 del este de Alepo fueron bombardeados. Sólo quedan dos nosocomios
domingo, 2 de octubre de 2016 · 00:00
Página Siete  / Agencias 

Al menos dos barriles explosivos alcanzaron este sábado el hospital más grande de los barrios de Alepo controlados por los rebeldes, bombardeado ya hace tres días, de acuerdo a la Syrian American Medical Society (SAMS), informó El Mundo.
 
"Dos barriles explosivos alcanzaron el hospital M10 y se habla del uso de una bomba de racimo”, según Adham Sahloul, de SAMS, una ONG con sede en Estados Unidos que lo administra. Hay al menos dos muertos. 
 
El activista sirio Mamún al Jatib, director de la red de noticias local Shahba, dijo  que el hospital fue bombardeado con barriles explosivos lanzados por helicópteros del régimen sirio y aviones rusos, y que los daños materiales harán que quede definitivamente fuera de servicio.
 
La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) informó de que los hospitales M2 y M10 del este de Alepo fueron bombardeados y agregó que los ataques acabaron con la vida de al menos dos pacientes e hirieron a dos empleados.
 
Los dos conocidos hospitales se vieron obligados a detener sus actividades, reduciendo de cuatro a tan sólo dos el número de centros con servicios quirúrgicos que quedan en la parte oriental de la ciudad, la que está bajo control de grupos opositores.
 
No es la primera vez que los hospitales o las instalaciones médicas de esta ciudad siria son objetivo de los bombardeos de la aviación leal al presidente Asad o sus aliados rusos, que quedan fuera de servicio. El régimen sirio avanza frente a los rebeldes en la ciudad aprovechando los bombardeos de la aviación rusa que han dejado más de 3.800 civiles muertos en un año de campaña militar en Siria.
 
Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) instó a Damasco y Moscú a terminar con "el baño de sangre” en Alepo, principal frente del conflicto que arrasa el país desde hace cinco años y dejó más de 300.000 muertos y millones de refugiados. El avance del ejército sirio coincidía con la degradación de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, que apoyan respectivamente a la oposición y al régimen sirio, y parecen al borde de la ruptura. 
 
El número de muertos por el impacto de cohetes arrojados en las últimas horas por las facciones rebeldes en Alepo (norte) subió ayer a 16 personas, entre ellas cinco niños y seis mujeres. 
 
El viernes, la agencia oficial de noticias siria, SANA, informó de la muerte de cuatro personas por el lanzamientos de cohetes en el barrio de Al Midan. Por otro lado, el número de personas que perdió la vida por los bombardeos de aviones de combate no identificados contra los distritos de Al Helik, Al Zeitunat y Al Sheij Fares, en Alepo, aumentó en las últimas horas de doce a 17 personas, entre ellas cuatro niños. El Observatorio informó también de la muerte de un padre y su hijo por la explosión de una mina en la localidad de Yebrien, en la periferia norteña de Alepo.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
3