Arrestan al arquitecto del impeachment en Brasil

A Cunha se lo acusa de lavado de dinero, ocultamiento de cuentas en el extranjero, abuso de poder y tentativa de obstrucción a la justicia y otros delitos.
jueves, 20 de octubre de 2016 · 00:00
AFP  / Brasilia

La Policía brasileña arrestó el miércoles al exdiputado ultraconservador Eduardo Cunha, cerebro del impeachment contra Dilma Rousseff, involucrado en el monumental escándalo de corrupción en Petrobras que también tiene en la mira al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. 

La detención de Cunha, que como presidente de la Cámara de Diputados llegó a ser segundo en la línea de sucesión presidencial, fue pedida por la procuraduría ante el riesgo de fuga o de que intentara obstaculizar las investigaciones de los varios procesos en su contra. 

"La libertad del exparlamentario representaba un riesgo para la instrucción del proceso, el orden público y también había la posibilidad concreta de fuga en virtud de la disponibilidad de recursos ocultos en el exterior”, señaló la procuraduría. Cunha, de 58 años, fue detenido en Brasilia y trasladado a Curitiba, donde quedó a disposición del juez Sergio Moro, a cargo de las causas que investigan a sospechosos sin fueros privilegiados. 

Hasta hace poco amo y señor de la agenda política de Brasil, este economista y militante evangélico fue destituido el mes pasado por ocultar cuentas bancarias en Suiza, en otra página de la larga crisis política que golpea al país. Moro ordenó su captura por un caso que investiga si recibió 1,5 millones de dólares desviados de Petrobras por una compra de derechos para explorar un campo petrolero en la República de Benin, África, que costó 34,5 millones y fue infructuosa. 

Los investigadores sostienen que Cunha incurrió en delitos contra el Estado y que lavó dinero "en forma reiterada, profesional y sofisticada”, con "empleo de la extorsión” y el uso de "cuentas secretas en el exterior para ocultar y disimular el producto de sus crímenes”. Cunha calificó su detención de "absurda”. 

Para la Justicia, Cunha daba apoyo político al exdirector del área internacional de Petrobras, Jorge Zelada, a cambio de sobornos que usaba para mantener un nivel de vida desproporcionadamente alto para sus ingresos. 

"Los sobornos habrían sido destinados a cuentas en el exterior, a firmas offshore  que alimentaban tarjetas de crédito  usadas por el exparlamentario y sus familiares” para costear viajes, estadías en hoteles y "compras de artículos de lujo en el exterior”, señala el escrito. 

Parte de esas adquisiciones fueron realizadas con una tarjeta "directamente vinculada a Claudia Cordeiro Cruz”, su esposa. También su hija Danielle está salpicada por el escándalo. El veloz derrumbe de Cunha llegó de la mano de la Operación Lava Jato, una pesquisa que reveló un esquema de sobornos empresariales a directivos de Petrobras.

 

El  "Maquiavelo”
  • Poderoso  El ultraconservador Eduardo Cunha, con la reputación de ser un Maquiavelo brasileño, era hasta hace poco la tercera figura del Estado. Pero en algunos meses su poder se evaporó.
  • Delitos  Cunha está acusado de  lavado de dinero, ocultamiento de cuentas en el extranjero nutridas con dinero ilegal, abuso de poder y tentativa de obstrucción a la justicia. 
  • Impeachment  El presidente de la Cámara de Diputados navegó hábilmente para apuntarse victorias. Fue quien abrió la puerta en diciembre pasado al impeachment de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

63
1