El triunfo del No al acuerdo de paz deja muchas preguntas

“Incertidumbre total”, “limbo jurídico”, “salto al vacío” han sido las frases más repetidas por analistas después del la victoria del No, el domingo, en las urnas.
martes, 4 de octubre de 2016 · 00:00
 AFP  / Bogota

El rechazo en un plebiscito al pacto de paz que habían alcanzado el Gobierno de Colombia y la guerrilla FARC para poner fin a 52 años de conflicto armado abre más preguntas que respuestas sobre el futuro de este país sudamericano. 

"Incertidumbre total”, "limbo jurídico”, "salto al vacío”  han sido las frases más repetidas por analistas tras la victoria del No, el domingo, en las urnas (con 50,21% de los votos), al acuerdo que negociaron el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) por casi cuatro años en Cuba. 

Aquí las principales preguntas que se plantean es ¿qué pasará con la negociación? El presidente Santos y su equipo de negociadores dijeron antes de la votación que el pacto con las FARC era el "mejor posible” y aseguraron que no había "espacio para reabrir las negociaciones”, como pedían los partidarios del No, encabezados por el expresidente Álvaro Uribe. 

Ahora, sin embargo, el analista para Colombia del International Crisis Group Kyle Jonhson aseguró a la AFP que se abren "tres negociaciones”. "La primera, entre la oposición y el Gobierno sobre si se pueden renegociar algunos temas del acuerdo; la segunda es que lo que resulte de esa negociación tiene que negociarse con las FARC; y la tercera es la negociación interna de las FARC, que van a tener que tomar decisiones difíciles y ver cómo se las venden a sus guerrilleros”, dijo Jonhson. Tanto Uribe como las FARC han mostrado su interés en que se instale una Asamblea Constituyente para replantear la política colombiana.

Aunque Jonhson aseguró que esta opción no es descartable, para él el resultado del plebiscito hace ver que "dejaría mal” representada a la guerrilla.  ¿Qué pasa en términos de seguridad pública? Como parte del acuerdo de paz, las FARC y el Gobierno mantienen un cese al fuego bilateral desde el 29 de agosto. Aunque Santos había dicho que de ganar el No se volvía a la guerra, el domingo tanto el mandatario como los líderes de la guerrilla anunciaron su intención de mantener silenciados los fusiles. 

El politólogo Frédéric Massé, de la Universidad Externado de Colombia, destacó como positivo que ambas partes hayan decidido rescatar el "principal logro” del acuerdo, que es el cese al fuego. "El retorno a la guerra parece improbable en el corto plazo porque las FARC han dicho que no quieren, los uribistas han dicho que quieren renegociar y el Gobierno quiere seguir adelante. 

Lo que sí es que el cese al fuego se hace más frágil”, dijo Massé. Como la tregua era supervisada por la ONU, queda pendiente ver si el organismo internacional se mantendrá como garante aún después del resultado electoral. 

¿Cómo queda el liderazgo de Santos y Uribe? Para Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análsis de Conflictos (Cerac), Uribe queda "sin lugar a dudas como un triunfador”. Sin embargo, el líder opositor "no tiene cómo materializar ese poder político en el mediano plazo” y aunque "bloqueó el acuerdo cuando le dieron la oportunidad, no tiene el poder para hacer un nuevo acuerdo”, advirtió este analista. 

Santos, en tanto, "terminará su mandato mal” en 2018, según Massé. "Es muy hábil, pero es cierto que ahora la correlación de fuerzas cambia y Uribe le va a cobrar esto”, añadió el politólogo.  

¿En qué posición quedan las FARC? Aún decididas a dejar sus armas y convertirse en partido político, según dijo tras el plebiscito el líder guerrillero Rodrigo Londoño (Timochenko), dentro de las FARC "el resultado puede generar algunos debates o incluso la radicalización de algunos sectores”, según Massé. 

Sin embargo, Restrepo apuntó que "en el corto plazo las FARC quedan tremendamente empoderadas con el capital político que construyeron en el proceso”.
 
Las FARC dispuesta a "rectificar” pacto de paz tras  el plebiscito

 

AFP  / La Habana

El jefe máximo de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez, abrió ayer la posibilidad de "rectificar” el acuerdo de paz que fue rechazado, por mínimo margen, en el plebiscito del domingo en Colombia. 

"Estamos analizando con calma los resultados para continuar, porque esto no significa que se ha perdido la batalla por la paz”, declaró Jiménez, también conocido como Timochenko, a W radio desde La Habana, sede por casi cuatro años de las negociaciones de paz. 

El líder rebelde declaró que pese a que el No se impuso en las votaciones, las FARC "proyectarán iniciativas” para sacar "adelante este proceso”. Este resultado "nos llena de más entusiasmo, nos compromete mucho más, porque de todas formas hay diversas lecturas y hay que analizarlas para ver en qué hay que rectificar”, indicó a la emisora colombiana. 

En ese sentido, destacó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Juan Manuel Santos siguen comprometidas en el "mismo objetivo” de resolver un conflicto de 52 años que deja millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.
 
Santos y Timochenko suscribieron el acuerdo de paz hace ocho días en Cartagena, norte de Colombia, y esperaban una victoria del Sí para iniciar la implementación de los convenios que básicamente apuntan a que los rebeldes dejen las armas y se conviertan en partido político. 

Sin embargo, un 50,21% de los colombianos votó en contra frente a un 49,78% que lo hizo a favor del acuerdo, en un proceso que tuvo una abstención del 62%. Con el expresidente Álvaro Uribe  a la cabeza, los opositores cuestionan, entre otros puntos, que los rebeldes no paguen un mínimo de cárcel por delitos atroces y que puedan ser elegidos en cargos públicos. 

El pacto que fue rechazado en las urnas preveía penas alternativas de reclusión para quienes confesaran su responsabilidad, y condenas de hasta 20 años de prisión en caso de que no lo hicieran y fueran hallados culpables por un tribunal especial. 

Tras la derrota, Timochenko consideró que el plebiscito se vio influenciado por una "polarización promovida casi de manera artificia” y que los rebeldes analizarán cómo incluir, en la "batalla por la paz”, a ese "más de 60%” de colombianos que no votó.

Ban Ki-moon envía emisario a La Habana tras referendo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció este lunes en Ginebra que decidió enviar un emisario especial a La Habana para "consultas”, después de que Colombia rechazara en un plebiscito el acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC. 

"Esperábamos un resultado diferente, pero estoy alentado por el compromiso expresado por el presidente Juan Manuel Santos y Timoleón Jiménez”, el jefe máximo de las FARC, declaró Ban en una rueda de prensa en Ginebra. "Para respaldarlos, he enviado urgentemente a mi representante especial Jean Arnault a La Habana, para continuar sus consultas”, anunció el secretario general de la ONU. 

Ban, que dejará el cargo a final de año, saludó por otra parte "el profundo deseo de los colombianos de poner fin a la violencia”. "Cuento con ellos para seguir adelante hasta que consigan una paz segura y duradera”, agregó. Ban asistió el 26 de septiembre en Cartagena a la firma del acuerdo de paz alcanzado a finales de agosto, tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba. (AFP)

Cancilleres de la región dicen que no hubo rechazo a la paz

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y México manifestaron ayer en un comunicado conjunto que el plebiscito del domingo de Colombia "no debería significar un rechazo a la paz”. 

Destacaron el "compromiso con el cese al fuego” del Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y consideraron que eso es "fundamental”, de acuerdo con un comunicado conjunto difundido por la Cancillería mexicana. 

Los cancilleres de los países mencionados "manifiestan su convicción de que el resultado no debería significar un rechazo a la paz ni el regreso al conflicto”, y destacaron que "la paz es un valor que se construye con esfuerzo y perseverancia”.

La Unión Europea urgió "a todas las partes en Colombia a unirse” para avanzar hacia la paz, horas después de que los colombianos rechazaran en referéndum el acuerdo firmado el 26 de septiembre entre Bogotá y la guerrilla FARC.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
105
49

Otras Noticias