Tras el terremoto electoral, Estados Unidos busca la unidad

En su primer discurso como presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump se comprometió a ser el presidente de “todos los estadounidenses”.
jueves, 10 de noviembre de 2016 · 00:00
AFP  / Washington

El presidente de EEUU, Barack Obama, y la derrotada candidata Hillary Clinton formularon ayer  urgentes llamados a la unidad nacional, en un esfuerzo por garantizar una transición tranquila a la nueva administración encabezada por el republicano Donald Trump, quien en su primer mensaje se mostró conciliador.

Visiblemente emocionada, Clinton  felicitó a Trump por su victoria y reveló que se puso a disposición del futuro presidente para trabajar en beneficio de EEUU. 

Trump "será nuestro presidente. Le debemos una mente abierta y le debemos la oportunidad de liderar. Nuestra democracia constitucional determina la transición pacífica del poder, y no es que apenas respetamos eso, sino que lo protegemos”, aseveró Clinton. La candidata derrotada también expresó su "esperanza de que él será un presidente exitoso para todos los estadounidenses”. 

Al fin de la jornada, la Casa Blanca confirmó que Obama recibirá a Trump el jueves en el Salón Oval, en un gesto destinado a iniciar los contactos para la transición. En tanto, la esposa de Obama recibirá en la residencia  a la futura primera dama, Melania Trump.

Pasada la resaca de la espectacular victoria de Trump, las atenciones del país se centran ahora en la necesidad del nuevo presidente de formar su equipo de gobierno para comenzar a trabajar a partir del 20 de enero, cuando será la transmisión de mando. 

El expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gringrich es uno de los nombres que se manejan para asumir el departamento de Estado, así como el legislador Bob Corker, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado. El senador Jeff Sessions, integrante de la comisión de las Fuerzas Armadas en esa cámara, es un nombre mencionado como posible secretario de Defensa. Algunos pesos pesados de la política estadounidense que durante la campaña apoyaron incondicionalmente a Trump -como el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie- también deberán aportar su cuota de poder. 

En el área económica, analistas mencionan al banquero Carl Icahn a tener en cuenta  así como W. Steve Mnuchin, ex-alto funcionario de Goldman Sachs. 

Trump rompió el martes todos los pronósticos y sorprendió al mundo al convertirse en el   presidente 45 de EEUU. Impulsivo, a veces incluso soez, el futuro mandatario de 70 años moderó su retórica agresiva que empleó durante la campaña contra Clinton, plagada de insultos y ataques personales. 

"Seré el presidente de todos los estadounidenses”, anunció exultante esta estrella de la telerrealidad en su discurso triunfal, rodeado por su esposa, Melania Trump y sus hijos, en Nueva York. "Los hombres y mujeres olvidados de nuestro país ya no serán olvidados”, agregó luego en su primer tuit como presidente electo, en referencia a su principal apoyo: el voto rural y obrero blanco. 

Además de la conquista de la Casa Blanca, los republicanos tienen otros motivos para festejar. El partido mantuvo el control de las dos cámaras del Congreso, un detalle que garantiza a Trump una administración sin mayores tropiezos ni la necesidad de negociar constantemente con el partido Demócrata.

Además, Trump tendrá en sus manos la nominación del juez faltante en la Corte Suprema, una decisión que garantizará una mayoría de corte conservador en la máxima instancia judicial del país. 

 

 

 

 

OEA saludó la fortaleza institucional de las elecciones de EEUU

La misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que observó las elecciones presidenciales del martes en Estados Unidos, destacó ayer la "fortaleza institucional” que marcó el proceso aunque sugirió que el futuro se amplíe el número de observadores internacionales. 

"La democracia estadounidense va más allá de las particularidades de un proceso electoral. Está basada en su fortaleza institucional, libertad de expresión y de prensa, el equilibrio de poderes, el imperio de la ley y los principios sobre los que este país fue fundado”, indicó la OEA, de acuerdo con un informe presentado. 

La misión de la OEA, la primera en Estados Unidos, estuvo presente en los estados de California, Colorado, Iowa, Kansas, Maryland, Minesota, Montana, Nebraska, Nueva York, Rhode Island, Virginia y Wisconsin, además del Distrito de Columbia. 

En los casos en que se presentaron inconvenientes para el ejercicio del voto, señaló la misión, los problemas fueron resueltos "eficientemente siguiendo los procedimientos de contingencia”. 

Para la jefa de la misión, la expresidenta costarricense Laura Chinchilla, los estadounidenses "fueron capaces de expresar sus diferencias mediante los mecanismos institucionales de manera libre, armoniosa y respetuosa”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

78
2