Un año después de la masacre, Le Bataclan renace con Sting

El teatro parisino, totalmente reformado, recibió al exlíder de Police en “una reconquista de un espacio, mediante la música y la fiesta contra la muerte”.
domingo, 13 de noviembre de 2016 · 00:00
AFP / París

 Un año después de los atentados del 13 de noviembre, Le Bataclan renació ayer con la voz y la música de Sting dedicados a  los 130 muertos que dejó el ataque yihadista en la mítica sala de conciertos de París.
 
El músico británico  inició  el concierto  con un minuto de silencio para recordar a las víctimas, constató un periodista de la AFP.

"Esta noche tenemos que conciliar dos deberes: primero recordar a quienes perdieron la vida en el ataque y también celebrar la vida, la música, en este lugar histórico”, dijo el músico en francés antes de dar  inicio al homenaje. Después del minuto de silencio, Sting entonó la canción Fragile, seguida de Message in a Bottle, siempre alentado por el público.
 
Le  Bataclan, totalmente reformado, recibió emocionado al exlíder de Police, Sting. El millar de entradas que salieron a la venta el martes se agotaron en menos de media hora. Las últimas se repartieron el viernes.
 
La sala, cuyo aforo máximo es de 1.497 personas, estuvo llena también con allegados de las víctimas y la profunda emoción del momento se cristalizó en las lágrimas de muchos de ellos.
 
La reapertura del Bataclan "es casi una reconquista de un espacio  mediante la música, la fiesta y contra las fuerzas de la muerte”, afirmó esta semana Georges Salines, presidente de una de las asociaciones de víctimas. Salines, que perdió a su hija Lola, asistió al concierto.
 
En la noche del 13 de noviembre de 2015, la ola de terror empezó en las inmediaciones del estadio nacional de Saint-Denis, al norte de la capital, durante el partido de fútbol Francia-Alemania, y continuó en Le Bataclan y seis terrazas de bares y restaurantes.
 
El balance final de los ataques reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI) fue de 130 muertos.
 
La conmemoración del primer aniversario de estos atentados comenzó el viernes por la noche en el estadio de Saint-Denis, donde los 80.000 espectadores guardaron un respetuoso minuto de silencio antes de un Francia-Suecia de clasificación para el Mundial de 2018.
 
 Volver a la vida 
"Es importante que (la sala) vuelva a funcionar, que siga siendo un lugar de conciertos después de lo que pasó. Necesitamos volver a la vida normal”, dijo el cantante Sting, en una entrevista publicada por el diario Le Parisien. Inaugurado como teatro en 1865, Le Bataclan "hizo mucho ruido”, según Jérôme Langlet, dirigente de Lagardère Live Entertainment, la empresa propietaria del local. "Un año después de los atentados, Francia y el mundo entero van a ver que el Bataclan renace”.
 
Sting, de 65 años, no cobró por este concierto, cuya recaudación se destinará a  asociaciones de víctimas.
 
El cantante inglés  dio en Le Bataclan un concierto memorable con The Police el 23 de abril de 1979, pero éste, según adelantó el cantante, es dedicado enteramente a las víctimas.
 
El concierto fue  filmado será difundido por televisión el domingo por varias cadenas.
 
La sala de conciertos, testigo durante décadas de la noche parisina, se había convertido en un lugar de peregrinación y recogimiento.
 
Como parte de los homenajes, el presidente francés, François Hollande, se reunió con las víctimas, con las asociaciones y con los magistrados que investigan el caso.
 
Antes del homenaje se depositaron farolillos en el Canal Saint Martin, muy cerca de varias de las terrazas atacadas. La Asociación 13 de Noviembre: Fraternidad y Verdad también llamó a los franceses a participar en las conmemoraciones poniendo una vela en sus ventanas.

 

"Nos matan uno por uno, es un baño de sangre”
El 13 de noviembre de 2015, un grupo de terroristas yihadistas terminó con la vida de 130 personas en el teatro parisino Le  Bataclan.

 "Nos matan uno por uno”, había publicado la periodista Anne Bayessky en su cuenta de Twitter, al contar lo vivido dentro del interior de Le  Bataclan.
 
"Es un baño de sangre. Gente escondida dentro está enviando mensajes de texto, pero no hay policías dentro”, agregaba en su cuenta. Y señaló: "Se escucha desde afuera. Dentro del teatro hay gritos, disparos, más gritos, más disparos”. Según uno de los testigos del lugar que habló con los periodistas de CNN, los terroristas se encontraban "calmos” dentro del teatro. 
 
Mientras los parisinos estaban en el interior del teatro, el presidente francés, François Hollande, declaró un estado de emergencia nacional, cerró las fronteras, ordenó el despliegue de refuerzos militares y anunció que hay "un asalto de las fuerzas de seguridad en curso”, en aparente alusión a la toma de rehenes.
 
Poco después, los medios europeos reportaron el sonido de varias ráfagas y siete u ocho disparos dentro del lugar. Los rehenes que consiguieron salir, alrededor de 40, fueron trasladados a un café cercano y esperaron a prestar su declaración ante la Policía. Una testigo explicó  que dos personas entraron en el local disparando con armas automáticas y que vio a gente cayendo herida delante de ella.
 
La Policía estableció un cordón de seguridad a unos 500 metros de la sala. Varios vehículos de Policía y ambulancias entraron y salieron raudamente dentro de este perímetro.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1