Exalcalde Giuliani, favorito para dirigir la diplomacia de EEUU

El Presidente electo de EEUU enfrenta duras pugnas por puestos clave en la administración del Estado, cuando faltan nueve semanas para el cambio de mando.
miércoles, 16 de noviembre de 2016 · 03:00
AFP  /  Nueva York

El exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani emerge seriamente como candidato al puesto de secretario de Estado en el futuro gobierno de Donald Trump, según una consejera cercana al presidente electo. 

Cuando faltan nueve semanas para el cambio de mando, Trump recibió en Nueva York a su vicepresidente, Mike Pence, para trabajar en la composición de la próxima administración, en medio de duros enfrentamientos internos. Pence no habló a los medios a su llegada a la Trump Tower.

El nombre de Giuliani "fue mencionado seriamente para el puesto de secretario de Estado, una función para la que está calificado y un trabajo que haría realmente bien”, declaró al canal Fox News la directora de campaña del magnate, Kellyanne Conway, muy implicada en el proceso de conformación del nuevo equipo de gobierno. 

Pero CNN señaló que el equipo de Trump estudia si las relaciones de negocios de Giuliani -incluido un trabajo de lobista para una petrolera venezolana, podría complicar su confirmación para el cargo. Miembro del círculo más íntimo del millonario republicano, Giuliani ya había sido nombrado como posible candidato a encabezar el Departamento de Justicia, aunque el exalcalde de Nueva York dijo finalmente el lunes en Washington que no ocuparía ese cargo. 

Giuliani, de 72 años, dirigió el gobierno municipal neoyorquino de 1994 a 2001. Su cargo terminó justo antes de que se cometieran los atentados del 11 de septiembre. Antes, como fiscal antimafia, logró bajar la tasa de criminalidad de la ciudad. 

Durante la carrera hacia la Casa Blanca apoyó  a Trump. El exembajador ante Naciones Unidas John Bolton también está en carrera para el mismo puesto. "John sería una muy buena elección”, dijo Giuliani. Pero cuando le preguntaron si había alguien mejor para encabezar el Departamento de Estado, Giuliani respondió: "Quizás yo, no lo sé”.

Bolton no mencionó sus oportunidades durante una entrevista   con Fox News, pero parecía estar pasando examen para el cargo, destacando las relaciones de Washington con Moscú al día siguiente del llamado de Trump al  ruso Vladimir Putin.

Otro nombre que suena para ocupar puestos es el senador por Alabama Jeff Sessions, quien apoyó a Trump. Podría convertirse en Fiscal General, secretario de Defensa o jefe del Departamento de Seguridad Interior. 

 

Evo Morales rechaza el muro

 El presidente  Evo Morales expresó ayer  su rechazo a los planes del presidente electo de EEUU, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México y expulsar a los inmigrantes indocumentados. 

"NO al muro. NO a la expulsión de inmigrantes. Sí a la ciudadanía universal #inmigrantessomostodos”, señaló Morales en Twitter, haciéndose eco de los anuncios del próximo mandatario estadounidense de cumplir con sus ofertas electorales relacionadas a los inmigrantes. Trump anunció el fin de semana que deportará a tres millones de inmigrantes.

 

Renuncia una alcaldesa  tras insultos racistas  contra Michelle

AFP  / Washington

Una alcaldesa de Virginia Occidental dimitió tras insultos racistas proferidos desde Facebook contra la primera dama Michelle Obama, mencionada como "una mona”. 

Beverly Walling, alcaldesa de la pequeña ciudad de Clay, había aparecido aplaudiendo los ataques, y debió renunciar ayer. 

Pamela Ramsey, directora de la Clay County Development Corp., había posteado en Facebook tras la elección de Donald Trump que ahora "será refrescante ver a una primera dama con clase, hermosa, digna de ocupar la Casa Blanca”, aludiendo a la esposa de Obama.

"Ya estoy cansada de ver a una mona en tacos”, agregaba. La alcaldesa Whaling había apoyado el mensaje de "Pam”. Los comentarios de ambas mujeres fueron rápidamente borrados de la red social. Ramsey también fue despedida. Durante sus ocho años de mandato, el presidente Barack Obama, el primer jefe de Estado negro de la historia de EEUU, y su familia, han sido objeto de repetidos insultos racistas. 

Clay tiene una población de menos de 500 habitantes y es parte de Virginia Occidental, estado del sureste del país donde el legado de la esclavitud todavía es muy fuerte. 

El lunes Whalling se disculpó en declaraciones a The Washington Post: "Mi comentario no pretendía ser racista en absoluto”, afirmó. Un manifiesto de protesta contra las declaraciones de ambas mujeres publicado en www.thepetitionsite.com, reunió a casi 160 mil firmas en Estados Unidos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
7