Suspenden evacuación en Alepo por ataques a unos 20 autobuses

Hombres armados atacaron los vehículos que debían entrar a Fua y Kafraya, situadas en la península de Idib, al noroeste, que es controlada por los rebeldes.
lunes, 19 de diciembre de 2016 · 00:00
 AFP  /  Beirut

Las evacuaciones que deberían haberse producido este domingo en la ciudad de Alepo y en dos localidades chiitas, Fua y Kafraya, en Siria, fueron aplazadas hasta nueva orden, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) debido al ataque que sufrieron autobuses de rescate. 

El director del Observatorio, Rami Abdel Rahman, precisó que la suspensión se debía a un ataque a una veintena de autobuses enviados para evacuar las localidades chiitas. Yaser al Yusef, del grupo rebelde Nurredin al Zinki, confirmó a la AFP el aplazamiento "momentáneo” de la operación, subrayando que el incidente no tendría impacto en la reanudación de la misma. 

El domingo, una veintena de autobuses que debían entrar en Fua y Kafraya, situadas en la península de Idlib (noroeste) controlada por los rebeldes, fueron atacados e incendiados por hombres armados. El conductor de uno de los buses murió en el ataque, según el OSDH. La misma fuente precisó que el nuevo acuerdo entre beligerantes suponía que las evacuaciones debían producirse de forma sincronizada, primero en Fua y Kafraya y después en Alepo. 

Según la ONU, en la excapital económica de Siria quedan aún unos 40.000 civiles, y entre 1.500 y 5.000 combatientes y sus familias.

 La reanudación de la evacuación de civiles e insurgentes en el reducto rebelde de Alepo fue aplazada por el régimen tras a un ataque de hombres armados a autobuses que evacuaban a civiles de dos ciudades chiitas pro Asad.

   Miles de habitantes más, entre ellos muchos niños, seguía esperando en el frío glacial para no quedarse fuera del siguiente convoy. Algunos habían sacado ropa de sus maletas y les habían prendido fuego para entrar en calor, frente a unas temperaturas que llegaban a los -6 grados.
 
Casi 8.500 personas habían sido evacuadas de la ciudad antes de la interrupción del viernes, según el OSDH. La ONU calcula que quedan unos 40.000 civiles y entre 1.500 y 5.000 combatientes insurgentes con sus familias en el reducto rebelde, según su enviado para Siria, Staffan de Mistura. 

La situación humanitaria se hace cada vez más catastrófica para los civiles bloqueados, entre ellos muchos niños, que pasan la noche en las ruinas de los inmuebles, privados de agua potable y comida, agotados, sobreviven comiendo dátiles.

En el último hospital del sector rebelde, decenas de heridos y enfermos han empezado a morir por la falta de medios, según los médicos. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
4

Otras Noticias