El sospechoso del atentado de Berlín muere en un tiroteo con la policía en Milán

Dos policías le pidieron la documentación cerca de la estación de Sesto San Giovanni y Amri reaccionó sacando un arma y disparando a los agentes. En el último momento gritó “Alá es grande”.
viernes, 23 de diciembre de 2016 · 01:00
Agencias / 
Anis Amri, sospechoso de haber atentado contra un mercado navideño el lunes por la noche en Berlín, fue abatido la madrugada de este viernes en Milán, durante un control de la policía, confirmó el ministro de Interior de Italia, Marco Minnitti, durante una rueda de prensa. En el último momento gritó "Alá es grande".

Amri era buscado en toda Europa como presunto autor del atentado en el mercadillo de Navidad de Berlín. El suceso se ha producido durante la madrugada de este viernes en Sesto San Giovanni, un barrio en la periferia de Milán.
 
Durante un control rutinario, dos policías han pedido la documentación a un hombre de entre 20 y 30 años que se encontraba en la plaza de la estación de tren. El joven ha sacado una pistola de la mochila y, al grito de "allahu akbar" (Alá es grande) ha disparado contra uno de los agentes. Después ha intentado huir. Uno de los policías ha caído herido al suelo mientras que el otro ha abierto fuego contra el sospechoso, que ha muerto en el acto. El agente herido se encuentra fuera de peligro.

"El hombre que ha muerto es sin lugar a dudas Anis Amri", ha asegurado el ministro, que ha agradecido al agente herido su "gran profesionalidad". "Italia debe estar orgullosa de su dispositivo que ha funcionado", ha añadido el ministro.

Según informa la prensa italiana, Amri fue identificado por las huellas dactilares. En la mochila que portaba llevaba un billete de tren y, de acuerdo con las mismas informaciones, acababa de llegar procedente de Francia. En concreto, de acuerdo con Corriere della Sera, Amri habría viajado de Chambery (Francia) a Turín (Italia) y, de ahí, a Milán.

Amri había residido en Italia durante varios años. Tras salir de Túnez en 2010, llegó a Sicilia, presuntamente huyendo de un delito de atraco por el que fue condenado, en ausencia, a cinco años de cárcel. Se instaló en Belpasso, localidad próxima a Catania, donde no tardaría en delinquir. Fue acusado de delitos de violencia, robo, lesiones corporales e incendio y sentenciado a cuatro años de prisión, que cumplió en Catania y Palermo. En mayo de 2015 fue puesto en libertad pero llevado al centro de Caltanissetta para su deportación, lo que no llegó a suceder porque seis meses después entró en Alemania procedente de Italia.

En ese sentido, fuentes de la investigación citadas por la prensa local le atribuyen a Amri la condición de discípulo de Abu Walaa, recientemente detenido en Alemania y acusado de intentar montar una red de reclutamiento para grupos extremistas.

Tras el arresto de Walaa, el ministro del Interior lo señaló como "uno de los predicadores islámicos con más influencia en Alemania", mientras que los fiscales indicaron que intentaba enviar gente a Siria para combatir junto a los yihadistas.

Por su parte, la agencia de propaganda Amaq, vinculada al Estado Islámico, aseguró en su reivindicación del ataque que fue realizado por "un soldado del ISIS en respuesta a los llamados para atacar a los ciudadanos de los países de la coalición internacional".




AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

92
5