Elecciones en Perú refuerzan el cambio político en América

Gane Fujimori o Kuczynski en la segunda vuelta del 5 de junio, lo cierto es que el país apuesta por el desarrollo económico y la estabilidad política.
miércoles, 13 de abril de 2016 · 00:00
Agencias / Lima y Madrid

Perú, un país de historia convulsa, siempre ha tenido dinámicas propias dentro de Sudamérica. Pero los resultados de la primera vuelta de las presidenciales del domingo muestran que este país consolida una tendencia iniciada en Argentina en noviembre, continuada en Venezuela y rematada ahora aquí a la espera de lo que suceda en Brasil: un giro claro a la derecha que acaba con la llamada era dorada de la izquierda latinoamericana. 
 
Aunque no ganara Keiko Fujimori en segunda vuelta, va a controlar el Congreso. Y el otro candidato, Pedro Pablo Kuczynski, es un liberal de centro-derecha. 
 
El grupo de izquierda de Verónika Mendoza, incluso aunque entrara de rebote en segunda vuelta –el recuento al 80% apuntaba lo contrario- solo tendría 21 escaños de 130, destaca el diario español El País. 

Aunque en Perú nadie considera ya a Ollanta Humala de izquierda por su política económica liberal, el actual Presidente fue elegido así en 2011, como un líder de la izquierda que se declaraba amigo de Fidel Castro y Hugo Chávez. 
 
Eran otros tiempos, la izquierda latinoamericana vivía aún sus momentos de mayor éxito y la victoria de Humala en Perú frente a Keiko Fujimori se consideró internacionalmente como un nuevo hito de esa ola. Entonces, aunque la segunda vuelta fue muy disputada, Fujimori se quedó en un 23,5% de los votos en la primera mientras Humala lograba un 31,6%. El liberal Pedro Pablo  Kuczynski, que también se presentó, llegó al 18%.
 
Adiós a la izquierda
 
Las cosas cambiaron  mucho desde ese día. Humala empezó a alejarse de la izquierda antes incluso de ganar. En la campaña de la segunda vuelta recibió el apoyo de Mario Vargas Llosa y garantizó, para frenar la campaña que lo asociaba con el chavismo, que no cambiaría las líneas maestras de la política económica liberal. Y no lo hizo. 
 
Perú siguió siendo una isla de ortodoxia en la que se hacían grandes negocios y la economía crecía mucho y bajaba la pobreza, aunque la población no llegaba a sentir de todo ese boom y se iba gestando un malestar que ahora puede acabar dándole el poder a Fujimori. 
 
"La gente pasa de ganar 800 soles (206 dólares) a 1.200 soles (310 dólares), formalmente sale de la pobreza, se compra un televisor a plazos, pero la vida no le cambia mucho, la educación y la sanidad sigue mal y la calidad de vida no mejora. El Estado no le resuelve sus problemas. De ahí el fastidio a pesar de que la economía peruana está incluso mejor de lo previsto a estas alturas”, señala David Rivera, director de la revista mensual Poder.

Ahora queda una dura batalla en segunda vuelta que girará en torno a fujimorismo y antifujimorismo, sin perder el ritmo del desarrollo económico.
 
Resaca  electoral  
  • Vargas Llosa El escritor peruano Mario Vargas Llosa pidió  a sus compatriotas desterrar la "ceguera” y no cometer el "gran error” de elegir a Keiko Fujimori como presidenta de Perú, calificando de "desastroso” un eventual gobierno de la candidata de Fuerza Popular.
  • Economía La bolsa de Lima subía con fuerza , tras conocerse que Keiko Fujimori de Fuerza Popular  y Pedro Pablo Kuczynski de PPK, dos candidatos vistos favorablemente por los mercados, disputarán un balotaje por la presidencia de  Perú el 5 de junio.

Comentarios

Otras Noticias