El Ejército de México pide disculpas tras escándalo de tortura

En 2015, agentes de seguridad esposan a una mujer, la golpean e intentan asfixiarla.
domingo, 17 de abril de 2016 · 00:00
AFP /  México

En el ojo del huracán por la divulgación de un video en el que dos soldados y una policía torturan a una mujer, el Ejército mexicano realizó un inusual gesto al pedir disculpas públicas por el incidente que "empaña” el despliegue de las fuerzas armadas contra el crimen.

Una mujer descalza echada en el piso, que llora y grita mientras una soldado apunta un arma sobre su cabeza, aparece en el video que se hizo viral a partir del miércoles en las redes sociales.
 En las imágenes, una agente de la Policía Federal le esposa las manos para asfixiarla -en dos ocasiones- con una bolsa de plástico, mientras una militar le hace preguntas y la amenaza con otras formas de tortura, como toques eléctricos.

"En nombre de todos los que integramos esta gran institución nacional, ofrezco una sentida disculpa a toda la sociedad agraviada por este inadmisible evento”, dijo ayer el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, en la explanada principal del Campo Militar Uno de Ciudad de México ante más de 26.000 soldados.

La sesión de tortura ocurrió el 4 de febrero de 2015, en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, en Guerrero, un estado del sur de México clave en el cultivo y tráfico de amapola y marihuana.

Ante el escándalo, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) dijo esta semana haber tenido conocimiento de lo sucedido recién el 10 de diciembre 2015, y aseguró que un capitán y una soldado policía militar fueron arrestados en instalaciones castrenses "como presuntos responsables del delito de desobediencia”.

"Es necesario expresar públicamente nuestra indignación por los hechos lamentables que sucedieron hace casi 14 meses (...) en el que se aprecia que malos integrantes de nuestra institución empañan la actuación honorable de miles de mujeres y hombres en uniforme militar”, dijo Cienfuegos en un mensaje que fue transmitido en vivo a unos 130 mil soldados, de los 213 mil que conforman las fuerzas armadas.

El asfalto del campo militar se cimbró cuando las trompetas sonaron y los miles de soldados corrieron, simultáneamente, para aglomerarse alrededor del pódium de su general Cienfuegos.

Comentarios

Otras Noticias