La escasez de agua y víveres hace insostenible la situación

El mal estado de las carreteras que dificulta la distribución y el temor a saqueos llevaron a clausurar las puertas de los comercios.
jueves, 21 de abril de 2016 · 00:00
AFP /Pedernales, Ecuador

Cinco  días después del potente terremoto que dejó 480 muertos y 1.700 desaparecidos en la costa ecuatoriana, los sobrevivientes empiezan a sentir  los efectos de la escasez de agua y víveres, que se suman a los frecuentes cortes de luz. 
 
"No tenemos agua, ni alimentos. Las tiendas o están cerradas o venden muy caro. Algunas pasaron los precios de uno a cinco dolares”, reclama a la AFP Andrés Mantuano, en la ciudad de Manta (estado Manabí,  de lejos el más afectado). 
 
En este puerto pesquero, como en casi toda la costa del Pacífico ecuatoriano, el mal estado de las carreteras (que dificulta la distribución), el temor a saqueos y la inestabilidad de los edificios llevaron  a clausurar las puertas de muchos comercios, e incluso algunos pasan las horas protegidos por las fuerzas de seguridad. Y la ausencia de lo básico, sobre todo agua y alimentos, comienza a irritar a la población.
 
"En 25 minutos nos llegan miles de raciones más. Un poco de paciencia”, respondió megáfono en mano el presidente Rafael Correa ante las quejas de cientos de  ciudadanos en una visita a esta localidad que más parece una zona devastada por la  guerra. 
 
Mientras tanto, más de 900 socorristas, bomberos, médicos y especialistas de 20 países, entre ellos Colombia, Chile, México, Venezuela  España y Bolivia,  continúan buscando -sin descanso y con perros adiestrados- señales de vida entre los escombros. 
 
Sin embargo, muchas veces los familiares se desesperan por la demora en la remoción de restos mientras el olor de los cuerpos en descomposición se vuelve más intenso e insoportable.  
 
De acuerdo con  los últimos balances oficiales que maneja el Gobierno, al menos 525 personas murieron, otras 4.605 están heridas y unas 1.700 siguen desaparecidas tras el violento terremoto de 7,8 grados, el peor en casi 40 años. No obstante,  las autoridades advierten que esas cifras podrían seguir  aumentando en el curso de  las próximas horas. 
 
Ciudadanos británicos, dominicanos, colombianos, canadienses y cubanos se encuentran entre los fallecidos, según la cancillería, cuya línea telefónica abierta las 24 horas recibió  unas 1.700 llamadas diarias de quienes buscan a sus seres queridos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios