Suprema incluye a Lula, Temer y Rousseff en caso Petrobras

Según las confesiones de Delcidio do Amaral, la presidenta “estaba perfectamente al tanto” del proceso de compra de una refinería en Pasadena (EEUU).
viernes, 22 de abril de 2016 · 00:00
AFP / Brasilia

La Corte Suprema de Brasil incluyó ayer en la investigación sobre la red de corrupción de Petrobras confesiones de un senador oficialista que involucró a la presidenta Dilma Rousseff, a su predecesor Lula da Silva y al vicepresidente Michel Temer. 
 
Un juez del Supremo Tribunal Federal (STF) aceptó de ese modo incluir el pedido del fiscal general Rodrigo Janot de incluir en el expediente de la operación Lava Jato (lavadero de autos) ciertos extractos  de las declaraciones hechas por el senador Delcidio do Amaral, en el marco de un acuerdo especial de "delación premiada” en el caso.  
 
El juez también retiró el secreto de sumario sobre los mencionados, sin que ello signifique que el STF abrirá forzosamente una investigación sobre ellos, precisó la estatal Agencia Brasil. 
 
Según las confesiones de Amaral incluidas en los legajos, Rousseff "estaba perfectamente al tanto” del proceso de compra de una refinería en Pasadena (EEUU) que resultó ruinoso para la estatal petrolera Petrobras. 
 
Además, el senador habría nombrado a un juez del STF con el objetivo de trabar las investigaciones de la Lava Jato, conducidas por el juez de primera instancia Sergio Moro. 
 
Lula, por su lado, habría tratado de interferir para que el exdirector del Área Internacional de la empresa estatal  Petrobras Nestor Ceveró desistiese de llegar a un acuerdo de delación premiada con la justicia. 
 
Y Temer habría "apadrinado” el nombramiento de un director de BR Distribuidora, una subsidiaria de Petrobras, en el centro de otro escándalo, relacionado con una presunta compra ilícita de etanol entre 1997 y 2000, durante la presidencia de Fernando Henrique Cardoso. 
 
Todos los mencionados ya habían negado previamente que esas sospechas tuviesen algún asidero. Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), se halla actualmente amenazada por un juicio de destitución (impeachment) que, de ser admitido en mayo por el Senado, la apartaría del poder. La sustituiría el centrista Temer, a quien la Jefa de
Estado acusa de liderar un "golpe de Estado” institucional. 
 
La justicia electoral examina por su lado si la campaña de la fórmula Rousseff-Temer en 2014 recibió dinero procedente de los sobornos de la red de Petrobras. En ese caso, podría declarar nulas esas elecciones y convocar nuevos comicios.
 
Crisis  política  
  • Percepción Los brasileños que apoyan la destitución de la presidenta  Dilma Rousseff afirman que los legisladores salpicados de acusaciones de corrupción que impulsan el impeachment son sus "villanos favoritos”.
  • Sondeo Un sondeo del diario Folha realizado el domingo entre los que pedían en Sao Paulo la salida de la Presidenta reveló que el 87% quiere que Cunha también pierda su cargo. 
  • Sorpresa En cuanto a Temer, el 54% quiere que tenga su propio impeachment. Como Vicepresidente podría enfrentar las mismas acusaciones que Dilma  Rousseff: haber recurrido a una contabilidad creativa para enmascarar el déficit presupuestario.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios