EEUU recurre a ciberbombas contra el Estado Islámico

Consiste en romper las capacidades del EI para comunicarse, enviar órdenes, reclutar nuevos miembros o realizar depósitos.
martes, 26 de abril de 2016 · 00:00
Agencias /Washington y Londres
  
El uso de bombas convencionales y de ciberbombas  se ha convertido en  la nueva estrategia que utiliza  Estados Unidos  en su lucha contra el Estado Islámico (EI). 
 
El yihadismo es conocido por su utilización de internet, redes sociales y, en algunos casos, programas cifrados para comunicarse y reclutar nuevos miembros. Con el objetivo de golpear su infraestructura tecnológica, EEUU comenzó  a utilizar por primera vez su unidad de Cibercomando (USCC, siglas  de United States Cyber Command) para lanzar ataques informáticos. 
 
Es la primera vez que el país emplea esta división en la lucha contra el terrorismo yihadista.

Según fuentes del diario New York Times, se trata de un cambio de estrategia importante, ya que las tácticas empleadas por el Cibercomando hasta ahora se habían desplegado únicamente  para combatir y protegerse de ciberataques de Rusia, Corea del Norte, China o Irán.

Pero ahora la lista de objetivos se amplia al EI. El Cibercomando, que opera en estrecha colaboración con la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (la NSA, ambos tienen su sede en el mismo lugar, en Fort Meade, Maryland), utilizará todas las herramientas a su alcance para destruir las capacidades informáticas del EI.

"Estamos lanzando ciberbombas. Es la primera vez que hacemos algo así contra el EI”, reconoció recientemente Robert O. Work, vicesecretario de Defensa de Estados Unidos.  
 
Un objetivo claro
 
El objetivo de esta campaña es romper las capacidades del EI  para comunicarse, enviar órdenes, reclutar nuevos miembros o realizar pagos y transferencias.

EEUU no compartió  detalles concretos de la esta cibermisión contra el EI  pero fuentes consultadas por el diario The New York Times aseguran que la idea inicial es lograr que miembros del Cibercomando se implanten en la red de comunicación del EI  y se hagan pasar por alguno de sus militantes para obtener información e imitar sus hábitos, matiza El Confidencial.  
 
Una vez conseguido, el siguiente paso será alterar su mensajes y órdenes para hacerlos vulnerables a ataques con drones. Es decir, una estrategia de "caballo de Troya” en toda regla, y una combinación de ciberguerra y guerra tradicional.

El pasado febrero, Joseph F. Dunford, general del Cuerpo de Marines de EEUU, ya avanzó algunos de los primeros detalles de esta operación de ciberguerra. "Estamos tratando de aislar al EI tanto física como virtualmente, limitando su habilidad de enviar órdenes, comunicarse entre ellos y conducir operaciones locales y tácticas”. 
 
De momento no hay muchos más datos sobre el operativo, pero se trata de un cambio clave de estrategia, de acuerdo con informaciones de The Guardian.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios