Maduro rechaza la mediación de la OEA; se acentúa la crisis

El “no” también incluye la propuesta argentina de algún tipo de mediación mixta y consensuada, iniciativa que promueve el mismo Mauricio Macri.
sábado, 7 de mayo de 2016 · 00:00
Agencias /Caracas

La canciller venezolana Delcy Rodríguez viajó  a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington para "presentar la verdad de Venezuela” y,  de paso, para dejar claro, en nombre del gobierno de Nicolás Maduro, que éste no va a permitir ninguna mediación, de ningún tipo, en su país. 
 
Mucho menos la de una OEA cuyo secretario general, Luis Almagro, "recibe instrucciones de Estados Unidos” y le hace el juego a la oposición venezolana, según Rodríguez, citada por el diario español El País.

El portazo de la responsable de la diplomacia venezolana a cualquier mediación o siquiera opinión internacional a la situación que vive su país, que la oposición denuncia como una grave crisis política, económica e institucional, fue definitivamente  total. 
 
Su no rotundo estuvo dirigido no solamente a la posibilidad de que la OEA invoque su Carta Democrática para Venezuela, como está valorando Almagro tras la petición que recibió en este sentido hace una semana de un grupo de diputados venezolanos y que Rodríguez descalificó como "grave” y "risible”. 
 
Ese "no” venezolano también incluyó, sin ambages, hasta la propuesta argentina de algún tipo de mediación mixta y consensuada, una iniciativa que por otro lado dejó, por su suavidad, atónitos a quienes esperaban más de la canciller de Mauricio Macri, que critica  abiertamente la situación de derechos humanos en Venezuela.

"Hemos venido a informar sinceramente, a hacer la presentación de la verdad de Venezuela. Pero Venezuela no está bajo examinación de nadie ni lo estará”, proclamó Rodríguez durante su discurso ante los Estados de la OEA, en una sesión especial del Consejo Permanente convocada a petición de Caracas.

Según  Caracas, prácticamente todo lo malo que se dice le pasa a Venezuela responde a una "operación de índole mediática, financiero, económico-social para subvertir el orden constitucional y democrático” tras la que se esconde la mano de  EEUU, que tiene también a su servicio al jefe de la OEA. No importa que Almagro provenga de la izquierda uruguaya tan alabada por Venezuela en el pasado. Ahora actúa falto de imparcialidad cuando se trata de Venezuela "conjugando la agenda de la Secretaría General con los factores opositores en Venezuela y con las instrucciones que recibe desde EE UU”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
2

Comentarios