Los fundadores de la UE "quieren que Londres se comprometa a salir lo más rápido posible"

Así lo han asegurado Alemania, Francia, Holanda, Italia, Bélgica y Luxemburgo. Francia quiere un nuevo primer ministro británico en espacio de "unos días". La salida del Cameron en octubre no causaría más que una incertidumbre prolongada.
sábado, 25 de junio de 2016 · 07:12
AFP / Berlín
El sí del Reino Unido al Brexit continúa provocando una oleada de reacciones en el seno de la Unión Europea, todavía consternada por el portazo de los británicos. El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier ha declarado que los países fundadores de la Unión Europea "quieren que Londres se comprometa a salir lo más rápido posible".

"Decimos aquí, juntos, que este proceso debe comenzar cuanto antes", ha dicho Steinmeier, rodeado de sus homólogos de Francia, Italia, Bélgica Holanda y Luxemburgo en Berlín, donde, a invitación de Alemania, están reunidos para empezar a dilucidar el futuro del bloque sin el Reino Unido.

En este mismo encuentro Jean Marc-Ayrault ha dicho que Francia quiere un nuevo primer ministro británico en "días". David Cameron anunció el viernes, tras la victoria del Brexit en el referéndum, que dejará el cargo en octubre y que su sucesor se encargará de negociar la salida de la UE.

Uno de los favoritos a sucederle, el ex alcalde de Londres Boris Johnson, afirmó que la salida británica debe hacerse sin prisas, dando a entender que las autoridades se tomarán su tiempo. El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, sin embargo, consideró "escandaloso" que Cameron espere hasta octubre para irse.

La reunión entre los jefes de las diplomacias es la primera multilateral convocada tras conocerse el resultado del referéndum británico, en el que con un 52% de los votos ganó la opción de abandonar la UE. Mientras tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha querido dejar claro al Reino Unido que "no va a ser un divorcio amistoso" y ha pedido a Londres que presente "inmediatamente" su petición de abandono.

"No es un divorcio amistoso, pero, al fin y al cabo, tampoco era una gran relación amorosa", declaró el viernes por la noche el líder europeo, con una cierta ironía, a la televisión alemana ARD.

Y, a continuación, añadió: "No entiendo por qué el Gobierno británico necesita esperar hasta el mes de octubre para decidir si envía o no la carta de divorcio a Bruselas. Me gustaría tenerla inmediatamente".

Justo antes del encuentro de los seis fundadores de la UE, el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, aseguró que ahora se trata de recoger las "expectativas" de los gobiernos de los 27 miembros restantes de la UE y abogó por no caer ahora ni en "la histeria" ni en una "depresión o inacción". "No dejaremos a nadie arrebatarnos nuestra Europa", concluyó.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, ha señalado tras recibir en París al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que la salida del Reino Unido de la UE es "un interrogante para todo el mundo".

El jefe del Estado francés, que insistió en que "lamenta profundamente el voto británico" aunque lo respeta, llamó a sacar "todas las conclusiones" del resultado del referéndum británico, en un día en el que ha convocado a los líderes de los diferentes partidos políticos del país antes de iniciar una ronda de contactos internacional tras la victoria del Brexit.
 
 

Artículo 50, la puerta de salida

El Reino Unido y la UE deberán definir sus futuras relaciones antes de que se consume su salida, que tendrá lugar en un máximo de dos años. El artículo 50 del Tratado de la Unión regula la salida de un socio del club: 

1. Cualquier Estado miembro que quiera salir de la UE deberá hacerlo en acuerdo a sus requerimientos constitucionales. 

2. El Estado miembro deberá notificar a la UE su decisión de salir. Tras ello la UE deberá llegar a un acuerdo con el país miembro sobre los mecanismos de salida, teniendo en cuenta las futuras relaciones con tal país. Deberá concluirse la relación por parte del Consejo Europeo tras la aprobación por mayoría del Parlamento Europeo. 

3. Los tratados dejarán de tener efecto en el momento en que la UE y el Estado miembro lleguen a un acuerdo o en un máximo de dos años, a no ser que se llegue a un acuerdo para extender tal periodo.

4. El representante del Consejo Europeo del Estado miembro saliente no formará parte de las conversaciones de salida del Consejo Europeo.

5. Si el Estado miembro saliente decide volver a la UE, deberá seguir el procedimiento del Artículo 49 (que exige la unanimidad de los socios para su reingreso).

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Comentarios