Cinco soldados rusos mueren en ataque en Siria

martes, 02 de agosto de 2016 · 00:00
AFP  / 

Cinco soldados rusos murieron ayer cuando su helicóptero fue derribado en el noroeste de Siria, en el ataque más sangriento contra las fuerzas rusas desde que Moscú se implicara militarmente en el conflicto en septiembre de 2015. 

Al mismo tiempo, los insurgentes y sus aliados yihadistas intentaban romper el sitio total impuesto desde el 17 de julio por las fuerzas del régimen en los barrios rebeldes de Alepo, la gran ciudad del norte del país y excapital económica. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) los ataques de los rebeldes contra barrios controlados por el régimen en Alepo han dejado 28 civiles muertos en las últimas 24 horas. 

El Ministerio de Defensa ruso anunció que el helicóptero derribado transportaba a dos oficiales y tres miembros de la tripulación. "En la provincia de Idleb (noroeste), disparos desde tierra derribaron un helicóptero de transporte militar MI-8 mientras regresaba a la base aérea de Hmeimim, tras haber entregado ayuda humanitaria” en Alepo, declaró el Ministerio. 

El Kremlin anunció poco después la muerte de los cinco ocupantes. Con este ataque ya son 18 los militares rusos muertos en ese país desde la intervención rusa, comenzada el 30 de septiembre de 2015 para apoyar a su aliado, el presidente sirio Bashar Al Asad. Según el OSDH, el helicóptero fue alcanzado cuando se encontraba al borde de la frontera administrativa entre Idleb y Alepo. La gobernación de Idleb está prácticamente controlada por una coalición de islamistas y yihadistas, incluido el Frente al Nusra, recientemente rebautizado como Frente Fateh al Sham, tras haberse desvinculado de Al Qaeda. 

En la provincia de Alepo, el Frente Fateh al Sham y sus aliados islamistas y rebeldes llevaron a cabo violentos combates contra las tropas del régimen en los suburbios de la ciudad epónima. Los insurgentes lanzaron el domingo un asalto.

Comentarios